Con Wellington por España (XII) – El Combate del Río Coa, el Asedio de Almeida y la Batalla de Fuentes de Oñoro

Sobrepasamos ya el ecuador de nuestra ruta de \”Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour\”, siguiendo las explicaciones de Nick Lipscombe, con el que la semana pasada visitamos el ciudad fortificada de Almeida y hoy visitaremos algunos puntos significativos del campo de batalla de Fuentes de Oñoro. Este día fue el único que tuvimos lluvia, y como suele suceder, sin ningún lugar para resguardarnos, por lo que hubo que volver al autocar y seguir las explicaciones allí, por lo que la primera parte de la entrada le faltarían sus correspondientes fotografías que no fue posible hacer.
Fuentes de Oñoro, municipio de Salamanca, no es una batalla muy comentada en España, quizás por no participar tropas españolas en ella a excepción de la presencia en sus primeras etapas de la guerrilla de Julián Sánchez, aunque posee unas componentes muy interesantes, como la sorpresiva aparición inicial de la caballería francesa de Montbrun en la primera jornada, el rendimiento de la División Ligera de Craufurd y de la Real Artillería a caballo y finalmente el encarnizado combate en el mismo pueblo, en el que los dos bandos como dos púgiles en el ring, lucharon denodadamente para conquistar el estratégico enclave en que se había convertido y que las tropas británicas sacaron adelante gracias a ganar ese momentum de las acciones, que otras veces nos ha comentado Nick Lipscombe. André Masséna, \”El Hijo querido de la Victoria\”, probablemente uno de los mejores (y más corruptos) comandantes(I) que estuvieron al servicio de Napoleón, no pudo superar la prueba de la campaña en la Península y sus encuentros con Wellington: fue reemplazado por Marmont,  regresó a Francia y permaneció ignorado por Napoleón para el resto de campañas de la guerra hasta la caída del Gran Corso.

\”Norman Ramsay en Fuentes de Oñoro\”, por William Barnes Wollen (1891) (a)

VISITA AL CAMPO DE BATALLA DE FUENTES DE OÑORO


Mapa del día 3 de mayo. (b)

Si miran en esa dirección al norte y esos dos grandes conjuntos de edificios que puede ver en las colinas más alejadas, a la izquierda, está Vilar Formoso (Portugal), a la derecha el nuevo pueblo de Fuentes de Oñoro (España), si miran en su mapa del día 3 de mayo se pueden ver esas dos villas aproximadamente a un tercio del camino desde el borde inferior del mapa.

Estamos bien en la parte inferior del mapa y esto es Nave de Haver que es lo que se trata. ¿Lo tienen? Es lo que quería. Y como se puede ver, este era el flanco derecho de la línea de Wellington, ya que estaba orientado hacia España y esperaba hasta que que Masséna avanzase, y Masséna que está por Almeida -no pueden ver Almeida, no se puede ver en el mapa, está, yendo por la ruta, a unos veinte kilómetros- su objetivo es bajar por la carretera hacia Fuentes de Oñoro desplazándose para rodear el flanco de Wellington. Ahora, Fuentes de Oñoro, el moderno Fuentes de Oñoro se puede ver en el horizonte que no era el original Fuentes de Oñoro, que se encontraba aquí hace doscientos años, solo para complicar las cosas. Un poco a la derecha, pueden verla construcción, la torre en el horizonte, pueden ver eso. Si miran a las 6 en punto, pueden ver una serie de tejados, una torre más baja y bajo ellos es donde estaba Fuentes de Oñoro. Es por donde Masséna llegaba entrando en un intento de rodear el flanco de Wellington. 
En esta posición aquí(II), el 3 de mayo, solo había una pequeña patrulla de caballería y, como se puede ver en el mapa, es un símbolo negro que en los mapas significa, español y esta era una patrulla de guerrilla española dirigida por Sánchez, y Sánchez era un hombre del lugar y se convirtió en una leyenda al final de la guerra, otra vez oirán mucho más acerca de él en un minuto y dirigió a una banda de guerrilleros que iban por libre que podía ser cuestionable, pero fueron realmente útiles para Wellington, particularmente útiles aquí y en el sitio de Ciudad Rodrigo. Ahora, lo que hacemos es hacer esto, de una manera un poco extraña, y lo hago porque no quería comenzar en Fuentes, conducir aquí y hacer de regreso todo el camino de regreso a Fuentes, por lo que comenzamos aquí. La batalla comienza el día 3 y se puede ver que las fuerzas de Wellington están dispuestas en todo el frente desde Almeida, por lo que en Almeida, a su izquierda, esa brigada portuguesa independiente, Pack, que cubre toda la fortaleza en la que Brenier todavía estaba allí, no se había atacado aún. Debajo de él, esta división, debajo de él, la 6ª división y concentra de su ejército alrededor de Fuentes y la razón por lo que lo hace, es que se da cuenta de que Masséna dirige allí su principal esfuerzo, porque su caballería de reconocimiento está retrocediendo a medida que Masséna ha avanzado en esta área y ha visto que el esfuerzo principal será aquí. Y es por eso que pueden moverse, por lo que coloca la 3ª división y la 1ª división y saca las compañías ligeras de esas dos divisiones, y las coloca dentro de la misma villa, así que también está la 7ª división allí también la División Ligera estaba un poco más al norte de la que se puede ver desde Vila Formosa.
Y su ahora espera a que Masséna baje. Ahora Masséna baja y voy a pasar por esa batalla el día 3 cuando estemos en el pueblo, basta con decir que, en realidad, Masséna trata de llamar a la puerta por una solo camino durante todo el día. La batalla por el pueblo se va desarrollando, también es extremadamente atmosférica, calles muy estrechas, y es casi como era, fue una lucha sangrienta. Dos regimientos escoceses constantemente siendo atacados constantemente, siendo reforzados, haciendo que los franceses retrocedan al otro extremo del pueblo. Al final del día 3, Masséna nunca aceptó que en realidad no iba a atravesar el pueblo. ¿Por qué Masséna no maniobró más el día 3? No lo sé, es una de las cosas que si miras lo que Masséna tenía, en su mapa, pueden ver que tenía un total de seis, siete brigadas de caballería y otra vez él no ha hecho un mejor uso de su caballería. Masséna también desplazó a Sarrut hacia el norte, que era una brigada independiente y dos divisiones al norte, y todas estaban bajo el mando del cuerpo de Reynier, mientras que la única brigada que tenía Junot se mantuvo en reserva y por lo tanto son el 6º cuerpo y el 9º cuerpo los que avanzan hacia el mismo pueblo, así que ya saben, dos tercios de su fuerza que intentan atacar a través del mismo pueblo y no logran romper la línea de Wellington.

La batalla de Fuentes de Oñoro en la \”Histoire du Consulat et de l\’Empire…\” de Thiers (1845). (c)

Ahora, el dia 4, Masséna se da cuenta de que es mejor que aplique algo de ciencia al problema y es el día 4 que envía a su comandante de caballería hacia el norte, hacia Almeida, y hacia abajo, hacia el sur a ver si puede echar un vistazo y ver qué hay practicable por aquí abajo. Montbrun era el comandante de caballería que es enviado aquí hacia el sur. Ahora, cuando haces un reconocimiento de esto, es un poco inconcebible que lo hiciera, en realidad no intentase avanzar más hacia el sur anteriormente. Se da cuenta de que moverse realmente aquí es un campo abierto, es la mejor opción si quiere flanquear a Wellington y entrar por ese lado. La decisión se toma el día 4 y el reconocimiento se lleva a cabo en gran medida a lo largo del día  4, visto ligeramente por Wellington, visto ciertamente por Sánchez que se encuentra aquí con su fuerza de guerrilla, que tiene unos efectivos de entre doscientos a cuatrocientos hombres y pueden ver mucha actividad, no lo vieron más allá del río al sur que está pasando allí, y así muestran que en realidad no esperaban que nada fuera a suceder el 5 de mayo; es una gran maniobra de flanqueo que se mueve hacia esta área aquí y se están preparando para ello. Wellington envió a dos de sus brigadas aquí hacia el sur, las brigadas de caballería de Anson y Fain, y al mismo tiempo envía a la 7ª división hacia abajo desde el área de Fuentes a través de la villa hacia Poço Velho, hacia el norte. Poço Velho, desde aquí la línea de edificios en el horizonte, hay otra línea de edificios detrás, a media distancia: ese es el pueblo de Poço Velho. Un importante momento en sí mismo es cuando llegó la 7ª División, a pesar de que apenas comenzaban por debajo de ella y hacia el norte, y enviaron dos batallones a la misma aldea para defender esa misma aldea. Uno de esos batallones fue un batallón británico, el 85º a Pie, el otro fue un batallón portugués, el 2º de Caçadores. Podemos detenernos si lo desean, podemos esperar a que la lluvia se pare en el autobús o podemos continuar.
Bueno. La División Ligera se movió ligeramente cerca del mismo pueblo también, ya que era el principal esfuerzo efectuado por los franceses. Al norte los hechos fueron básicamente los mismos. Al norte, las tropas de Reynier hicieron un ataque de finta (\”deception\”). ¿Que significa una finta? Significa que sus tropas eran débiles para afrontar a la 5ª y 6ª divisiones al sur de Almeida, no querían ir a luchar contra ellos, pero así impidieron que la 5ª y 6ª divisiones se movieran hacia el sur y se unieran a Wellington en esta área. Si hubieran querido luchar con ellos y en realidad participar en el evento principal, siendo tropas frescas, podrían haber intervenido, pero ellos querían hacer esa finta. Y no iban a realizar un ataque principal, por la simple razón de que se podrían ver en la distancia las tropas, los numerosos vagones de suministros, los cañones, que son empleados normalmente para apoyar un ataque una vez se ha iniciado. Sánchez y sus chicos han estado en esta zona por unos pocos días, pero en la mañana del día 5, un comandante de escuadrón, el mayor Brotherton, del 14º de dragones ligeros y Tomkinson otro comandante de escuadrón del 16º de dragones ligeros, estaban aquí a primera hora de la mañana e imaginen la escena. Estaban los dos con Sánchez, a primera hora de la fría mañana, es mayo, cuando de pronto ven una serie de jinetes aproximándose. Creyendo que son jinetes de Sánchez, de repente se dan cuenta que se trata de la vanguardia francesa de la caballería de Montbrun, que avanza directamente hacia ellos desde una línea de árboles cercana. Se desató el infierno, y de repente, la caballería regresó en esa dirección tan rápido como pudo, el propio Sánchez se apartó de la refriega y no se quedó, dirigiéndose al puente de Castelo Bom y dejó al 14º y al 16º de dragones ligeros para que lucharan contra los franceses. Dejen que ponga mis papeles en orden.
[De repente empezó a llover consistentemente, la mala suerte de este tipo de excursiones por el campo.]

En el primer avance del enemigo el ejército estaba situado de manera desigual. La  7ª división estaba en la parte posterior de la aldea de Poço Velho. Dos brigadas de caballería que apenas ascendían a novecientos jinetes, eso es lo que quedaba del 14º y 16º de dragones ligeros contra el enemigo, y en mal estado, ya que no habían recibido nuevas monturas durante el invierno. El enemigo tenía 4.000 nuevos jinetes, creo que iremos hacia al autobús [Risas].

[La lluvia prorrumpía con más fuerza, por lo que se produjo una prudente retirada hacia el interior del autobús, secundada de inmediato por todos los asistentes.]

Voy a seguir con la historia. Dije que Brotherthon, Tomkinson y Sánchez que se encuentran aquí, se dieron la vuelta viendo el avance de las tropas de Montbrun. Lo que los franceses habían decidido hacer es mover 17.000 soldados de infantería y 4.000 jinetes de caballería, en una maniobra de flanqueo, muy, muy amplia, de hasta diez kilómetros desde la posición de Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso y su intención es empujar en profundidad todo el frente de flanqueo, conseguir alcanzar la retaguardia de Wellington y forzarle a que se retire hacia Almeida.
No hay duda de que la caballería se encontró retrocediendo, pero lo que vamos a hacer ahora es conducir a lo largo de la pista, donde la acción de caballería tuvo lugar. Comentamos que los franceses tenían 4.000 jinetes, probablemente del orden de unos buenos 1.000 jinetes en el frente en la primera ola, y lo que hubiera ocurrido es que Brotherton y Tomkinson, del 14º y 16º de dragones ligeros, se habrían alineado a través en la carretera o en alrededor del campo, pueden ver que hay algunos obstáculos, vegetación que ciertamente existieron haces doscientos años, un arroyo que les ayudó a establecer una posición y complicó cualquier carga de los franceses para tratar de hacerlos retroceder, pero cada vez que se detenían había la necesidad que los franceses se detuvieran y tuvieran que preparar toda su caballería en tres filas para avanzar hacia adelante.

Antiguo grabado de la batalla, por Théodore Rousseau (1860) (d)

Recuerden que por ahora la \”carga\” es puramente una palabra descriptiva que en realidad no comienza una carga en sí misma, sino que muchas veces es un trote vigoroso, pero eso tomaba tiempo y cada vez que se desplegaron y los forzaron a colocarse en posición les llevaba unos pocos minutos más o menos, y lo que haré ahora es retomar la historia una vez que lleguemos a Poço Velho, de lo que sucedió, particularmente a los dos batallones que estaban en el pequeño pueblo, el mismo Poço Velho y la 7ª división que estaba en la colina de detrás. Solo recuerden que nos estamos desplazando hacia el norte de nuevo ahora y solo tomen en consideración la decisión de mover a tantos hombres, Masséna tenía alrededor de 45.000 hombres, y ha movido la mitad para que vengan hasta aquí, por lo que es una gran cantidad de su fuerza, implicados en esta maniobra de flanqueo. 17.000 de los cuales eran de infantería, simplemente mantengan eso en su mente. Ahora conduciremos por el camino, o la carretera. Tanto Brotherton, Tomkinson como Sánchez fueron tomados completamente por sorpresa por los franceses que debían dirigirse hacia el sur, y eso significa que habían podido mover esas tropas, la mayoría de las cuales estaban a pie, 17.000 infantes a pie, los cañones para apoyarlos, las dos baterías de artillería de caballos y la caballería también, por la noche, y no habían sido vistos en ese movimiento y de manera más importante, no habían sido oídos en ese movimiento. Habían recorrido un largo camino hacia el este, bastante largo, hacia Ciudad Rodrigo, probablemente un par de kilómetros antes de virar hacia el sur. Y es la distancia que habían viajado la noche anterior, antes del inicio del avance y posterior ataque, a principios del 5 de mayo. Ahora, este es el terreno al lado del camino por el que habrían estado luchando y se puede ver que es más o menos así como con estos matorrales secos, árboles, etc., arbustos. Y hubiera sido muy difícil para los franceses montar una carga y posterior ataque contra la caballería, numéricamente inferior, del 14º y 16º de dragones ligeros, pero no obstante, intentan ganar tiempo, a primera luz del día probablemente alrededor de las 6:00 horas y la acción aquí arriba, en Poço Velho probablemente se produce a su alrededor entre las 7:00 – 7:15 horas, para que puedan ayudarlos en este tramo de dos kilómetros y medio, tres kilómetros, por una buena hora, y posiblemente un poco más.

Paisaje donde se observa la vegetación del lugar, camino de la villa de Fuentes de Oñoro.

Otra División Ligera, si miran las tropas que tenían en sus brigadas, eran dos brigadas, tenían el 2/51º, los “The King’s Own” en que se convirtieron, y fueron una de las seis batallones ligeros de tropas con chaquetas rojas, como el  52º y el  43º, tienen también el 85º, que era otro de esos batallones de tropas ligeras y luego tienen a los \”Chasseurs Britaniques\” que eran emigrados franceses, todos en gran parte entrenados como tropas ligeras. Los soldados franceses, emigrados que decidieron unirse a una unidad, crearon a los Chasseurs Britaniques que lucharon contra las distintas tropas y, finalmente, a los \”Brunswick Oels\”, que de nuevo eran tropas ligeras. Así que toda esa brigada, la brigada de Sontag,  fue de hecho entrenada como tropas ligera y un gran número de la 2ª brigada, la brigada de Doyle, el 7º de ligeros y el 2º Caçadores también fueron entrenados como ligeros. Así que, en muchos sentidos, Wellington, al elegir desplegar la 7ª división, hizo una declaración: en primer lugar, acabaron de llegar al teatro de operaciones, se trataba de su bautismo de  fuego y, en segundo lugar, quería mantener su División Ligera per se, obviamente.
Este es el centro de la aldea, aquella casa está como realmente existía, el segundo al mando del 85º estaba dentro de la propia casa. Y fueron muy pronto cuando los regimientos de dragones ligeros de Brotherton y Tomkinson fueron rechazados, eran cuatro regimientos como hemos escuchado, fueron rechazados, el pueblo mismo estaba en proceso de ser rodeado. Y Sibbleton del 85º, dijo:

\”Fuimos muy conscientes de lo que esperábamos por la mañana cuando observamos los movimientos de los franceses que indicaron su intención de expulsarnos de nuestra posición. A la luz del día por la mañana, la caballería enemiga que consistiendo en aproximadamente [dice que cinco mil, estaba cerca de las cuatro] se movió a nuestra derecha hacia el bosque natural opuesto a la que ocupamos y formaron en columnas. Algunos de sus escuadrones cargaron y los pocos de los nuestros fueron rechazados”.

De todos modos, me iba a quedar en el autobús porque normalmente lo hago en el autobús, así que o simplemente miren a la derecha.

El terreno discurre por el talud y luego se eleva, y 7ª división al completo está en su cresta, pero con 4.000 mil jinetes subiendo, los 17.000 de infantería detrás de ellos, no se encuentra en una situación envidiable, y esta situación continúa, tenemos el testimonio de un soldado no identificado:

\”La compañía del capitán Nixon en la que me encuentro cubrió la retirada hasta el bosque. El enemigo intentó cargarnos, pero tan pronto como estuvieron a menos de veinte o treinta yardas, les dimos tal recepción que los hizo retirarse tan rápido como avanzaban. Tan pronto como nos alejamos, se dieron la vuelta y se fueron, con caballos y jinetes dando vueltas en todas direcciones. En el mismo momento en que la caballería se retiró, tres columnas de infantería avanzaron desde el bosque opuesto a nosotros, a pasos dobles, gritando y con tambores. Una columna tomó la derecha de nuestro regimiento, otra el centro y en la tercera la izquierda. Debo informarle que estábamos en orden extendido de derecha a izquierda de nuestro bosque; esperamos fríamente hasta que llegaron a cincuenta pasos, luego disparamos y nos retiramos a varios cientos de yardas antes de tomar una nueva posición detrás de el muro. Los mantuvimos bajo control durante aproximadamente una hora después, así que nos sentimos aliviados por el propio destacamento de Rifles\”

Bueno, pisándole los talones a los de Montbrun, de hecho estaban las divisiones de Marchand de doce batallones, 6.000 hombres y la 7ª división parece algo ajena al tamaño de esta fuerza de infantería que los estaba presionando.
El soldado William Wheeler, que estaba en el 51º a Pie, y cuyos relatos son bastante excelentes, él también acaba con el empleo de sargento en Waterloo, dijo:

\”La mañana del día 5 nos mostró el enemigo en columnas esperando desde el bosque nos atacara y como no tenían mucha prisa, comenzamos a hervir algo de arroz para el desayuno, pero de pronto nos echaron a perder la cocción enviándonos disparos entre nosotros. Un oficial de húsares pronto disparó al frente, nos vio con mucha atención, se volvió fríamente en su silla y desenvainó su espada. En un instante, el frente se cubrió de caballería; este fue un momento crítico. La menor inseguridad era, por supuesto, la confusión y a esto le habrían sido seguido la derrota y la desgracia. El enemigo había avanzado hacia el frente, la trompeta que que anunciaba la carga cuando el coronel Mainwaring pronunció las palabras: \”¡Listos, presentes, fuego!\” Y por un momento el humo nos impidió ver el efecto de nuestro fuego, pero pronto vimos muchos caballos y los hombres que se extendían a no muchas yardas de nosotros. Fue un triunfo temporal, porque los escaramuzadores franceses también se estaban acercando a la aldea y los dos batallones que se habían quedado en ella habían estado mucho tiempo conteniéndolos. Salieron de la aldea y comenzaron a correr hacia el norte [a la derecha del autocar mientras estábamos sentados] y fueron perseguidos en el flanco por un gran cuerpo de caballería francesa. Los húsares de la Legión Alemana del Rey se acercaron y cargaron a la caballería francesa que avanzaba con enorme coraje y los batallones lograron retirarse con la excepción de 150 hombres que fueron derribados o capturados; La situación no era buena, eran aproximadamente las ocho de la mañana”.

Ilustración de la batalla de Fuentes de Oñoro, por Patrice Courcelle. (e)

Ahora la 7ª división en la colina a la derecha estaba básicamente aislada y en peligro de ser cercada. Wellington se da cuenta ahora de la fuerza de esa maniobra de flanqueo: a esos 20.000 hombres que han ido, la llamó la hora más peligrosa. El soldado William Wheeler de nuevo, dijo:

“Los Chasseurs Britaniques ahora abren fuego al igual que los portugueses sobre nuestras cabezas. Era un asunto peligroso pero necesario ya que nuestro fuego no era suficiente para detener la caballería. Así que nos vimos obligados a tumbarnos y yacer. La confusión entre el enemigo fue grande y tan pronto como el fuego pudo ser detenido, un escuadrón del 1º de Royals o el 14º de Dragones Ligeros se lanzaron galantemente entre el enemigo y lucharon de maravilla, pero pronto se vieron obligados a retirarse por el enemigo. Superados en número de veinte a uno, o más. Y ahora sentimos la falta de caballería y artillería \”.

Y esa es la importancia de estas que se combinen indistintamente en el campo de batalla. Wheeler continúa:

“Nos retiramos a través del terreno destrozado y nuestra retaguardia a costa del muro y estábamos bastante a salvo de esa caballería, pero se habían acercado al frente y estaban disparándonos con la mano libre. Continuamos retirándonos y pronto llegamos a un arroyo estrecho y rápido, y esperamos hasta nuestras axilas y desde lo escarpado de la orilla opuesta con muchas dificultades para salir. Esto causó algunos retrasos en el regimiento que esperó hasta que el hombre cruzó, entonces formó en línea y continuó nuestra retirada rápidamente. Ahora era la división quien sufría mucho por el fuego del enemigo, en particular los portugueses, pero el regimiento de C. B. [Chasseurs Britaniques] también tuvo su parte\”.

Básicamente, un par de cosas sobre eso: se retiran y luego de regreso al norte, fueron ayudados por la División Ligera que Wellington envió, voy coger la historia en la próxima posición, pero él habla de un arroyo en el que esperaron, que es el río Turón, y el Turón no es muy profundo en estos días, hasta la altura de la rodilla y es bastante extraordinario, ya que dice que tuvieron que esperar hasta sus axilas y, debido a la inclinación de la orilla opuesta, encontraron muchas dificultades para salir, por lo que este es un cambio geográfico significativo en los últimos doscientos años. Pero la 7ª división debía llevar a cabo esa retirada luchando contra el avance de la caballería francesa. Lo único que estuvo a su favor y ese es el punto que señaló Wheeler es que no parecían tener mucha prisa, era que, por supuesto, la caballería francesa una vez que has cargado unas cuantas veces has gastado mucha energía, o simplemente estás agotado, así que no puedes seguir cargando con la caballería, solo lo puedes hacer un número determinado de veces, pero también tuvieron que esperar a la infantería y a los cañones, que tenían que aparecer para montar el ataque con ello pero están, por supuesto, a un número de kilómetros en la retaguardia hacia el norte y la pobre infantería tuvo que esperar para poder moverse y contar con ellos.

Segundo lugar de la explicación, en la frontera hispano-portuguesa, bordeando la N-332.

Bien, lo que vamos a hacer ahora es avanzar hacia el área donde Wellington estableció una línea orientada hacia el sur en el momento crítico. El 3 de mayo es en esta dirección desde Ciudad Rodrigo que Masséna ha atacado usando principalmente el 6º cuerpo con el 9º cuerpo detrás de ellos, el 7º cuerpo de Reynier y una pequeña parte del cuerpo de Junot ya que el resto del cuerpo de Junot quedó entre Salamanca y Ciudad Rodrigo, por lo que su principal esfuerzo es una línea directa desde el este a través de ese pueblo. Se trata de una masiva fuerza, unos 20.000 hombres, 17.000 de infantería y 3.000-4000 de caballería. Y ellos van presionando desde atrás, primero con la pantalla de caballería en esta parte. Sánchez, huyó rápidamente hacia el puente que se encuentra por allí, Castelo Bom y Wellington nunca se enfadó, ya que no estaban realmente bajo su mando directo, pero le hicieron servicio, yendo hacia Castelo Bom y conservando el puente, ya que lo único que no podía permitirse era perder el puente, ya que si tenía que sacar a su contingente de la zona lo necesitaba para pasar al otro lado del río Côa, donde estuvimos al principio esta mañana, discurriendo hacia el norte y al oeste de Almeida. Ahora deja la 5ª y 6ª divisiones allí, cercanas a la División Ligera allá arriba y desplaza a la 7ª División hacia abajo. Deja la 1ª y 3ª divisiones y el contingente independiente portugués alrededor del mismo pueblo.
En la mañana del día 5 ellos están orientados en aquella dirección. Es entonces cuando se da cuenta de la fuerza de ese ataque desde el sur, bloqueando de esta manera pero volviéndose de esta manera. Recuerden la formación \”en potence\” que tomamos en La Albuera (La batalla de La Albuera). La diferencia aquí es la distancia implicada, en otras palabras estamos hablando de unos tres kilómetros más o menos hacia Fuentes, es por ello que tres kilómetros en aquella dirección el peligro es menor, porque 300 yardas es cuando, saben, un cañón disparando hacia nuestra línea tiene un impacto significativo, pero con 3 kilómetros no alcanzan aquí, por lo que es menos significativo. Eso es evidente, pero sin embargo es una maniobra peligrosa \”en potence\”. La 1ª división en esta área aquí y ocupan la carretera hasta el pueblo de Fuentes de Oñoro, mientras que el 3º está alrededor de Fuentes, la 7ª división aún está hacia el sur y envía finalmente a la División Ligera hacia el sur. Y esta es el mejor momento de \”Black\” Bob Craufurd en mi opinión, por que lo que hace es venir aquí, están orientados hacia aquella caballería. La caballería se desplaza con bastante lentitud, no los acosan rápidamente, por la razón de que la infantería los sigue de cerca. Tenemos las divisiones de infantería de Solignac, Mermet y Marchand, un total de 18 batallones pero que no se apoyan con la caballería. Y hay una buena razón para ello. Se han ido, si miran el mapa anterior, están desnudos. Desde esta área hacia el este de Fuentes de Oñoro, después de una noche de marcha, probablemente sobre unos 2 kilómetros en aquella dirección, el ruido de los caballos, las ruedas de de los carruajes, van a hacer ruido que les avisa de su presencia. Y ellos saben que se dirigen hacia esta zona. La cuestión es porqué fueron tan lejos.

Mapa de las acciones del día 5 de mayo, por Nick Lipscombe. A destacar las acciones de la División ligera en el sur y la cruenta lucha en las calles de Fuentes de Oñoro por el lado este del pueblo.

Diecisiete mil hombres, todos marchando a través de la noche, no hay nada peor que una marcha por la noche, ya que constantemente se producen constantes paradas en el camino debido a que el alcance de la visión se acorta considerablemente, no se ve al soldado que se tiene delante, todo el camino a través. Y vienen y ahora se preparan para el ataque. No hay tiempo para parar, no hay tiempo para desayunar. Un ejército marcha sobre su estómago, particularmente el ejército francés. Con Wellington, una de sus máximas es no enviar nunca a los hombres a la batalla sin haber desayunado. Bueno, Montbrun no les permite hacer eso. Así que se tienen que alimentar, están exhaustos y tiene que venir hacia aquí. Imaginen por un momento, otra vez, es fácil decirlo, una cosa: el pobre trabajo de estado mayor. Imaginen por un momento si miran al mapa del 3 de mayo, en la distancia, en otras palabras, la posición al este de Poço Velho y miren a la caballería ir hacia abajo, giran en Nave de Haver y cuando vienen hacia el norte oscilan hacia y aparecen frente a la 7ª división. Quiero decir que esto es un error, en mi opinión, que es imperdonable. La razón por la que todo se demora tanto, la razón por la que la División Ligera se puede establecer aquí  y permitirle aliviar luego a la 7ª división. Cuando se les ordenó desplazarse a esta zona no se pensaba que fuera a ocurrir nada. Se desplazaron por el río Côa, lo cruzaron y la 7ª división a la derecha de la 1ª división, el río a unos 2 kilómetros, por lo que están todas estas unidades aquí hasta Fuentes de Oñoro. El 14º y 16º de dragones ligeros, el 1º de Royals y los húsares de la KGL (\”King\’s German Legion\”) lucharon contra la caballería francesa, estaban en un momento terrible, estaban superados en número, probablemente 5 a 1, pero ganaron tiempo para que Wellington pudiera desplazar a la División Ligera para que se presentase aquí en estas posiciones. Se desplazaron a una marcha rápida (120 pasos por minuto) y tardaron media hora para apoyar a la 7ª división. 
La manera en que la División Ligera contuvo a la caballería es simplemente brillante: ocho batallones en la División y formaron en cuadro, no cuadros regulares como en la película de Waterloo, sino un poco más irregulares, y cierran la formación justo antes del ataque de la caballería, y la caballería no avanza los rodea y son disparados con… el Rifle Baker. Y puedo decirles que a la caballería no les gusta el Rifle Baker, muy diferente del tiro de mosquete. Y los Rifles eran una unidad de élite, y la caballería no quería vérselas con ellos, una unidad muy profesional, y a la que ya conocían.

La única manera en que se pueden quebrar los cuadros de infantería, es con infantería o artillería, pero los franceses no tenían ninguna de ambos, y la División Ligera lo sabía. Y durante esta acción Robert Bull, operando una Tropa de artillería a caballo, apoyó a la División Ligera. Esta unidad por alguna extraña razón estaba en el pueblo y tampoco estaban organizados para dicha tarea, pero no importa. Bull estaba allí, y es en este momento cuando un grupo de cañones, rodeado por la caballería francesa, al mando del teniente Norman Ramsay(III), que espada en mano se abrió paso con sus cañones frente a los sorprendidos jinetes franceses y escapó apresuradamente, cuando el comandante de la artillería le había prevenido que los retirara anteriormente por dos veces. Bull fue capturado con un par de cañones, pero esta acción epitomiza el rendimiento de élite de la Real Artillería a caballo, que estaba luchando en su primer conflicto verdadero, esta fue la acción, todo el mundo la conoce.

La División Ligera regresa, pasan a través del 7º y 1º regimientos y se colocan en aquella cresta de allí, que prácticamente podía ocultar toda la formación y es hasta allí donde Wellington extiende su línea, colocando a la División Ligera como una reserva otra vez. Y ahora él está preparado para acometer los ataques que le vengan desde el sur. En esta zona la caballería y parte de la infantería se encontraron con un fuerte ataque de artillería por parte de unas baterías portuguesas que estaban equipadas con granadas tipo Shrapnel, que hicieron estragos entre las filas con las explosiones en el aire de sus fragmentos. Otra vez vemos la ventaja del uso del Rifle Baker y la granada Shrapnel por parte del ejército de Wellington, repetidamente a través de la guerra. Básicamente se lucha en esta zona hasta las 10:30 horas, cuando la batalla pierde su momentum. Cogemos en este momento la historia y nos desplazamos hacia el pueblo donde seguiremos con los ataques del 3 y 5 de mayo. Estaría contento con contestar alguna pregunta.

[Pregunta: ¿Los caballos de la artillería a caballo eran locales o los trajeron de Inglaterra?]

El tema de los caballos era un inmenso problema a través de la campaña. Cuando fueron enviados originalmente al ejército, la oficina de Houseguards procuró por el envío de carruajes, herramientas, etc., y que tuvieran caballos en el teatro de operaciones, porque no se habían procurado. Tendrían que enviarlos. Quizás es momento para hablar de las dificultades que tenían. Lo haré rápidamente, las dificultades de la cadena de mando y la complejidad de la responsabilidad de traer caballos.

_________________________________________________________________________________

La organización del ejército británico

El mando y control del ejército británico data del tiempo del modelo del nuevo ejército de Cromwell. El problema era que el nuevo modelo de ejército que fue creado por el Parlamento se volvió contra el mismo Parlamento. Y esto llevó en el siglo XVIII a una tragedia social, al rechazo constitucional del ejército, a que los oficiales del ejército no pudieran controlar el ejército: habían tenido un golpe de estado y no querían otro. El mando y control del ejército lo tenían organizaciones civiles y los oficiales del ejército se concentraban solo en los asuntos militares, Así que al principio del siglo XIX tenemos cuatro órganos que tenían responsabilidad en el control y administración del ejército y todos iban de la política estratégica, a la estrategia, a lo operacional hasta el nivel táctico. El nivel operacional era el cuartel general de Wellington. El primero de todos es el que tiene la responsabilidad del dinero era el Paymaster General (Pagador del ejército) pero también tiene el Commissariat (Comisario General) que se encuentra un nivel por debajo. Realmente extraño. Luego tenemos el War Office (la Oficina de Guerra). Increíblemente, el Secretario de Estado de Guerra no fue creado supuestamente hasta 1793, el año en que la guerra comenzó. Había un Secretario de Guerra pero era casi irrelevante, no tenía poder político, pero estaba bajo las órdenes del Secretario de Estado, que tenía responsabilidades por los planes y política del ejército, pero no con la armada, no con la Royal Navy. Su responsabilidad, aparte de la política y los planes, era el Departamento Médico. Todo el material que necesitaba el Departamento Médico recaía en el Secretario de Estado de Guerra. El tercer órgano era el Horseguards, cuyo comandante del ejército era el Rey, era el comandante en jefe del ejército. El problema era que en tiempo de guerra se necesitaba un comandante asignado todo el tiempo de guerra o en tiempo de crisis, por lo que en tiempo de William Pitt, se nombró al joven hijo del Rey, Frederick, el Duque de York, que hizo un trabajo brillante. Pero el problema era que no tenía su control del ejército en todos los componentes del ejército, sólo en dos componentes de la lucha: la infantería y la caballería. Porque el tercer componente de la lucha caía bajo la responsabilidad del cuarto órgano, el Board of Ordnance (Consejo de Artillería). El Board of Ordnance, lo gracioso es que fue constituido inicialmente el s. XIV, pero solo oficialmente en el s. XVI, en 1534 con Enrique VIII. Y era responsable para proveer cañones a la armada, cañones al ejército pero también tenía responsabilidad en todo lo demás: toda la pólvora. munición, rifles, mosquetes, carabinas, todo caía bajo la responsabilidad del Board of Ordnance. El problema que exasperaba más era que en el Cabinet (Gabinete), el gabinete inglés tenía 13 personas, tenía cuatro personas que representaban a los cuatro órganos, cada uno con un papel en el ejército, y aparte estaba la Milicia y la defensa local, que era otro sector. Así que cuatro personas en el gabinete eran responsables de diferentes partes del ejército. 


Esquema del propio Nick Lipscombe en su conferencia sobre Los Artilleros de Wellington

Esto nos lleva al transporte. Si se transportan almacenes, suministros es tema del Comisario; si se transportan a los heridos, es responsabilidad del Secretario de Estado, el Oficial Médico Senior; si se transportan soldados, el HorseGuards; si se transporta munición, el Master General del Board of Ordnance. Y esto explica porque todo el asunto no funcionaba. El caso es que Wellington, un hombre habilidoso, no tenía responsabilidad, en principio sobre todos estos ámbitos, pero él vio el problema y consiguió de alguna manera que todos los que trabajaban con él, le siguieran, construyó su equipo, aparte que tuvieran que rendir o no cuentas a otro departamento. No los obviaba: \”Asegúrate que se lo vas a decir a tu jefe en casa, pero esto es lo que vas a hacer, no me importa lo que le digas\”. Y funcionaba muy bien. Y si no lo entendían, prescindía de ellos. Y es esta extraña visión, los franceses lo repitieron con Petain: fue el hombre apropiado en la WW1, pero pensaron que porque tuvo el criterio correcto era un gran hombre en si mismo, y no lo era. Y esto es también porque la Guerra de Crimea se desarrolló tan mal, porque el responsable entonces, Sommerset, mandó a Lord Raglan con el ejército. Fitzroy Sommerset no era Wellington. Y falló. Y así acabó este tema en Crimea con estos ineptos que aún existían 38 años después de Waterloo. Pero es un tema realmente interesante.

Así que volviendo a la pregunta de los caballos, todos los departamentos trataban de comprar caballos en España y Portugal, estas diferentes organizaciones. Y su precio llegó a las nubes. Era un gran, gran problema, luchando los unos contra los otros.
_________________________________________________________________________________

[Pregunta: ¿Para mantener esos caballos?] Si tratas de alimentar a caballos con estos montones de hierba, realmente hay problemas, por lo que llevaban mucha comida con ellos. Los caballos franceses estaban más acostumbrados a la alfalfa, que es como hierba seca, más o menos. La caballería francesa era superior a la británica, de lejos. Napoleón en 1806 hizo construir 37 edificios para establos que aún existen en Francia y si van a verlos son absolutamente fantásticos, mucho dinero invertido en ello y la caballería francesa, uno de los motivos de su superioridad eran estos establos.

Lugar de llegada de los franceses a Fuentes de Oñoro, por el este de la población.

A la izquierda estarían los franceses y a la derecha los ingleses. En medio, la rivera de Berrocal, seca en Septiembre pero que discurre con agua los meses de invierno.


Estas piedras creaban un fuerte de tiro, se pueden ver en gran número en la casa de allí, así que mientras los franceses venían aquí, podías quedarte en un edificio como este y disparar hacia afuera, sin embargo, por supuesto, si los franceses están dando vueltas y rodeándote, tú, no tienes forma de escapar. El único medio de escape que puedes crear es construir un agujero más grande para que puedas salir de un lado al otro de la pared y se llama agujero de ratón (\”mousehole\”), se utilizó mucho, por ejemplo, en Stalingrado, allí subiendo y bajando por techos, etc. Sin embargo, habían una ventaja en los muros de piedra en crear \”loopholes\”, pero hay una gran desventaja en los muros de piedra creando agujeros de ratón. Porque es el peligro que todo caiga encima de ti si estás atravesándolos.

Los muros de piedra que delimitan las propiedades.

Construcciones de piedra, de camino a la plaza de la  Iglesia Parroquial.

Calles estrechas y muros de piedra por gravedad, sin mortero de agarre.

Masséna se da cuenta de que tiene que ser un poco más científico para poder flanquear a Wellington, y cubriremos la historia de ello hasta el punto que alrededor de las 9:30 horas uno de sus edecanes le avisó que las cosas no estaban yendo realmente bien sobre el sudoeste. Y la expectativa de poder llegar a la retaguardia de Wellington tardaba en concretarse. Y es en este punto que Masséna decide que va a atacar otra vez en el pueblo. Y le da el encargo a Ferey que con 10 batallones se apodere del pueblo. Wellington se da cuenta de que los batallones ligeros están aquí solos y no van a resolver el problema, por lo que dejó al 71º y al 79º regimientos justo fuera del pueblo, en preparación, para junto con el 2/24º regimiento volver de nuevo si la situación lo determinaba. Sacaron a las tropas ligeras de la parte inferior del pueblo, el 71º y al 79º regimientos volvieron y lograron contener a las tropas de Ferey. Wellington se encontraba en la colina, viendo lo que estaba pasando aquí abajo y ordenando al 2/24º regimiento, unas tropas claramente muy capaces de la 6ª división, que se uniera a la defensa para poder detener a los 10 batallones de Ferey.

La lucha era encarnizada, pulgada a pulgada y casa por casa. En este punto, Masséna se gira hacia Drouet, el conde d\’Erlon, y le encarga que traiga sus tropas de la división hacia aquí. Se encarga a los granaderos para que emprendan el ataque, por lo que individuos altos, lentos y equipados con altos gorros de plumas, se les daba una tarea apropiada de tropas ligeras y que pudieran resguardarse rápidamente. Es algo así como las películas de Monty Python. Y es una decisión extraordinaria tomada por los franceses porque incluso estos decididos guerreros, no pudieron romper el combate, y en un momento se encontraban aquí luchando alrededor de la iglesia, Y Wellington lo miraba desde su puesto. Wellington no tenía literalmente más tropas.Wellington era muy habilidoso manejando tropas, utilizando los puntos muertos del terreno, la logística, disimularlas con el terreno u otros, pero una cosa en la que era brillante era en tener las tropas precisas en el sitio adecuado en el momento adecuado. Y él siempre tenía una reserva. Y una de las principales razones, si ustedes estudian la Guerra Peninsular, por la que los españoles eran derrotados una vez, tras otra, es que no mantenían una reserva. Cuando él se equivocaba, mantenía tropas bloqueando en el punto donde había errado y estabilizar la situación. Wellington realmente es un diablillo.

Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Asunción, escenario de los combates.  

Camino por el que bajaron los soldados del 88º regimiento, que expulsarían finalmente a los franceses.

La lucha seguía pero los granaderos no lograban de ninguna manera rebasar a los aliados. En este punto Drouet decidió que había que traer más tropas, es un momento realmente crítico. Wellington que es un diablo, sabe que es absolutamente crítico conservar el pueblo. En el 3 de mayo había perdido la derecha donde asentar su línea pero el 5 de mayo esta posición es \”on potence\” y este es el pivote. Si pierde este punto, está acabado, por lo que tiene que conservarlo, es un asunto que está claramente en su mente. En ese momento Wellington mira quien está a su izquierda y a su derecha, y se encuentra con la brigada de MacKinnon, el 1/88º, los irlandeses, los \”Connaught Rangers\”, el 1/74º, otro batallón escocés y el 1/45º y el decide que probablemente utilizará al 88º, los \”Devil\’s Owns\”.

El 88º regimiento se abalanzó con gran ímpetu sobre los granaderos y los expulsaron del pueblo junto con el resto de tropas, con numerosas bajas y Masséna ya tuvo suficiente, por lo que retiró sus tropas, se dirigió hacia Ciudad Rodrigo y todo acabó. Los dados se habían lanzado y le habían salido dos unos, él simplemente falló y unos días después fue relevado del mando.  

Monolito conmemorativo al lado de la iglesia parroquial.
– – – – – – o – – – – – –
(I) – Al principio, ansioso por ir al mar, André Masséna descubrió que la vida entre las olas no era lo que esperaba, por lo que se preparó para una carrera en el ejército francés. Muy pronto descubrió que había tomado la decisión correcta y ascendió rápidamente al sargento. A pesar de su carrera, el ejército prescindió de Masséna en 1789 y se dedicó al contrabando en la Costa Azul. Sin embargo, en dos años, la llamada de los tambores lo llevó de vuelta al ejército: se unió a la Guardia Nacional y fue elegido como coronel. En 1793, era un general de división y sus habilidades le dieron la primera victoria en batalla en Lonato en 1795. Después de eso, Masséna se unió a un joven general Napoleón Bonaparte y fue un soldado clave en la impresionante Campaña de 1796 y en las batallas de Montenotte, Lodi, Castiglione, Bassano, Caldiero, Arcola y Rivoli. En 1799, Masséna tomó el mando del ejército en Suiza y se encontró con el mariscal ruso Suvorov en la segunda batalla de Zurich. Saliendo victorioso, su reputación se disparó e incluso el asedio desgarrador y la rendición final de sus hombres en Génova no pudieron mancharla. Sucedió a Bonaparte como comandante del Ejército de Italia, pero sus saqueos obligaron a Napoleón a su despido casi instantáneo. Todo fue perdonado a tiempo y en 1804 se convirtió en un mariscal y un año más tarde había tomado Verona y luchó en Caldiero. Se le dio el mando de la campaña contra Nápoles, pero fue fue retirado, nuevamente por saqueo masivo, y el emperador le arrebató todo su botín. En la campaña del Danubio de 1809, Masséna volvió a la milicia y demostró sus habilidades en Landshut, Eckmuhl, Ebelsberg, Aspern-Essling, Wagram y Znaim. Su coraje y habilidad en Aspern-Essling le valieron el título de Príncipe de Essling. Desde Austria, Masséna fue trasladado a la campaña de España, llevando a su amante, que se vestía de dragón (más tarde se arrepentiría amargamente de haberlo hecho), y se encontró pronto con las tropas británicas de Wellington en la Península. Sin conseguir sus objetivos y con sendas derrotas en Bussaco y Fuentes de Oñoro le valieron el regresar a Francia y Masséna no volvió a tener un mando activo, un duro final para un líder talentoso pero con demasiados defectos personales. [2]

(II) – La explicación no está acompañada de la correspondiente foto panorámica, ya que fue el único día que llovió en todo el recorrido, y no fue posible hacer fotos ni obtenerlas luego, al menos con Google Maps, ya que al lugar sólo se accedía por una pista, pero con la descripción de los lugares se puede obtener una idea de la posición aproximada.

(III) – Norman Ramsay era un hombre tremendamente popular, y también entre la División Ligera, un hombre divertido y humano, pero que chocó (no fue el único) con el temperamento inflexible (a veces rayano en lo absurdo) de Wellington. Fue puesto bajo arresto por Wellington en 1813, después de la batalla de Vitoria, ya que Wellington le había dicho donde había de colocar sus cañones, cerca de un cruce de carretera para impedir el paso de los franceses y le dijo que no había de moverlos hasta que él se lo dijera, por lo que él los situó en el sitio indicado. Claras órdenes de Wellington. Dos días más tarde, uno de los edecanes de Wellington le dijo que los moviera de su posición ya que el enemigo se encontraba lejos: \”Mueva sus cañones\”, y los movió otra vez. Wellington pasó y al no ver los cañones, dijo: \”¿Donde está Ramsay?\”, le contestaron: \”Movió sus cañones\”. \”Pónganlo bajo arresto\”. Y Ramsay estuvo de 2 a 3 meses confinado bajo arresto, y ni siquiera la intercesión de altos mandos como Sommerset, Pakenham, Hill o Álava pudieron lograr nada. Ramsay nunca pudo perdonar a Wellington, el hombre que él idolatraba, por tratarle de esa manera. Más tarde en Waterloo, el recuerdo del hecho para Ramsay todavía seguía: Wellington se le acercó, le tocó y le dijo: \”¡Venga Ramsay, vamos a por ello!\”, pero Ramsay sólo asintió con la cabeza y no dijo nada. Finalmente murió en acción en la batalla. Napier, amigo de Ramsay, de alguna manera recuperó en sus libros sobre la guerra en la Península el episodio de Fuentes de Oñoro, para demostrar lo mal que había sido tratado por Wellington, y el hecho pronto fue mitificado y los artilleros lo hicieron suyo para rendir homenaje a la figura de Ramsay. Un hecho del que nadie había escrito nada en su momento, excepto el CRA del ejército británico en su parte después de la batalla. [1]

_________________________________________________________________________________
Nick Lipscombe MSc, FRHistS, es un historiador especializado en las Guerras Napoleónicas y, en particular, en la Guerra Peninsular. Ha escrito numerosos libros y artículos sobre asuntos relacionados con las guerras napoleónicas. Su primer libro, \”An Atlas and Concise Military History of the Peninsular War\” (Un Atlas y concisa historia militar de la guerra peninsular) se publicó en 2010 y fue seleccionado como el Libro del Año por el Daily Telegraph (Historia). Está reconocido como una autoridad mundial en las batallas y campos de batalla de la Península Ibérica y el sur de Francia. Trabaja actualmente en la confección de un nuevo Atlas, pero esta vez sobre los campos de batalla de la Guerra civil Inglesa.
Nick nació en 1958 en Angers (Francia) y sirvió durante treinta y cuatro años en el ejército británico, donde vivió un servicio operacional considerable. Fue galardonado con la estrella de bronce de Estados Unidos en 2006 (http://nick-lipscombe.net/).
_________________________________________________________________________________

Fuentes:

1) – \”Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour\”. 12 a 19/09/2018 – Nick Lipscombe©, para \”The Cultural Experience\”
2) – http://www.napoleonguide.com/marshal_massena.htm

Imágenes:

b) – \”Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour\”. 12 a 19/09/2018 – Nick Lipscombe©, para \”The Cultural Experience\”
e) – https://i.pinimg.com/originals/d5/bd/2a/d5bd2aaf9a27fcef1f21493d30d08938.jpg

f) – Fotografías del autor

Categorías:Sin categoría

2 respuestas

  1. Hola Frodo,Realmente esta anécdota se ha contado de muchas maneras, pero parece ser que la sangre no llegó al río. Por lo que tratamos en su momento en nuestra entrada dedicada a Goya:\”La primera, parece ser que a Wellington, educado en el gusto depurado y academizante de los retratistas ingleses, no le gustaba el retrato que Goya le pintó con el estilo vibrante de su gran época final, e incluso se permitió hacer unos comentarios despectivos. Goya, furioso, sin pensar siquiera en quién era el que posaba ante su caballete-nada menos que la máxima figura militar de su tiempo después de Napoleón- agarró una pistola y se lanzó sobre el inglés dispuesto a matarlo allí mismo. Lo salvó la intervención de dos testigos: Javier Goya y el general Álava, que acompañaba al jefe del cuerpo expedicionario inglés.La segunda y que nos parece más creible, nos la detalla Gonzalo Serrats en su más que recomendable libro sobre el General Álava: Según Robert Hughes, James McGrigor, responsable de los servicios sanitarios, accedió a la estancia donde Goya estaba en plena ejecución de la obra y le comunicó al Duque el estado de los heridos en Salamanca y las medidas que había tomado, de hecho cambiando las órdenes que había dado el propio Wellington e incurriendo en ese instante en su repentina cólera. Mc Grigor intentó en vano calmar al Duque, y mientras Goya miraba horrorizado la escena, sin saber que es lo que había hecho enfurecer a su famoso modelo.\”Un saludo,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s