Vanity Fair (2018), de W. Makepeace Thackeray

Las producciones británicas televisivas siempre han gozado de aceptación entre el público por su calidad en la interpretación y más modernamente también por su cuidada ambientación. En el año 2018, la compañía inglesa Mammoth Screen produjo la adaptación de la conocida novela de William Makepeace Thackeray, La Feria de las Vanidades (Vanity Fair), que ya había sido llevada a la pantalla anteriormente en varias ocasiones. 

Makepeace Thackeray desmonta (y critica) varios aspectos de la sociedad inglesa de principios del s.XIX, como la diferencia entre las clases sociales, la nobleza y la alta burguesía constituidas como una poderosa casta donde reina la hipocresía y triunfan las apariencias, y a través de su protagonista Becky Sharp, verdadera antiheroina romántica, nos describe una trayectoria vital en el que los sentimientos familiares más próximos son dejados de lado por la ambición irrefrenable del ascenso social, cuya cumbre finalmente no le deparará a Becky la plenitud que podía esperar. Como nos comenta en la introducción del primer capítulo el actor Michael Palin, encarnando al propio escritor

 \”Esto es la feria de las vanidades: un mundo donde todos ambicionan lo que nada vale.\”

   

Imagen promocional con los protagonistas principales (a)

 

EL ARGUMENTO

 

Londres, 1814. Rebecca Sharp, \”Becky\”, (Olivia Cooke), hija de un profesor de arte y una bailarina francesa, es una joven de voluntad fuerte, astuta y sin dinero, decidida a abrirse camino en la sociedad. Después de dejar la escuela, Becky se queda con una de sus compañeras, Amelia Sedley, \”Emmy\” (Claudia Jessie), que es una joven afable y sencilla de una rica familia londinense. Allí, Becky conoce al apuesto y obsesionado capitán George Osborne (Charlie Rowe), prometido de Amelia, y al hermano de Amelia, Joseph \”Jos\” Sedley (David Fynn), un torpe y vanaglorioso pero rico funcionario de la Compañía de las Indias Orientales. Con la esperanza de casarse con Sedley, el joven más rico que ha conocido, Becky lo seduce, pero fracasa. El amigo de George Osborne, el capitán William Dobbin, ama en secreto a Amelia, pero se contenta deseando su felicidad, que se centra en George Osborne. Becky Sharp se despide de la familia Sedley y entra al servicio del baronet grosero y libertino Sir Pitt Crawley (Martin Clunes), quien la había contratado en la escuela como institutriz para sus hijas. En la mensión de Sir Pitt conocerá al apuesto capitán Rawdon Crawley (Tom Bateman). 

Su comportamiento como institutriz en la casa de Sir Pitt gana pronto su favor, y tras la muerte prematura de su segunda esposa, le propone en matrimonio. Sin embargo, descubre que ella se ha casado en secreto con su segundo hijo, el capitán Rawdon Crawley, pero Becky lamenta mucho haberlo hecho, ya que no tenía idea de que la esposa de su padre moriría tan pronto después. La hermanastra mayor de Sir Pitt, la solterona Miss Crawley (Frances de La Tour), es muy rica, habiendo heredado de ella la fortuna de su madre, y toda la familia Crawley compite por su favor para que ella les legue a su vez su riqueza. Inicialmente, su favorita es Rawdon Crawley, pero el matrimonio con Becky la enfurece. Primero favorece a la familia del hermano de Sir Pitt, pero cuando muere, deja su dinero al hijo mayor de Sir Pitt, también llamado Pitt. Llegan noticias de que Napoleón se ha escapado de Elba y, como resultado, el mercado de valores se revoluciona, lo que provoca la quiebra del padre de Amelia, John Sedley (Simon Russell Beale), el corredor de bolsa. El padre rico de George (Robert Pugh) le prohíbe casarse con Amelia, que ahora se halla en la absoluta pobreza. Dobbin convence a George de que se case con Amelia y, en consecuencia, George es desheredado.

George Osborne, William Dobbin y Rawdon Crawley son enviados a Bruselas, acompañados por Amelia y Becky, y el hermano de Amelia, Jos. George se siente avergonzado por la vulgaridad de la señora del Mayor O\’Dowd, el jefe del regimiento. El recién casado Osborne ya se está cansando de Amelia y se siente cada vez más atraído por Becky, lo que hace que Amelia se sienta celosa e infeliz. También está perdiendo dinero con Rawdon en las cartas y el billar. En un baile en Bruselas, George le da a Becky una nota invitándola a huir con él. Pero luego el ejército recibe órdenes de marcha hacia la Batalla de Waterloo: George pasa una tierna noche con Amelia, donde la pareja se sincera, y se va para marchar con su regimiento. El ruido de la batalla horroriza a Amelia, y la enérgica pero amable Sra. O\’Dowd la consuela. Becky es la única que se encuentra totalmente indiferente a los acontecimientos y hace planes para cualquiera que sea el resultado (si Napoleón gana, su objetivo será convertirse en la amante de uno de sus mariscales). También obtiene ganancias vendiendo su carruaje y caballos a precios desorbitados a Jos, que busca huir de Bruselas como sea, ante el temor de una victoria francesa. 
___________________________________________________________________________________
Isidor (criado de Jos): \”Los prusianos eran tres a uno en Jena, y tomó su ejército y reino en una semana. Eran seis a uno en Montmirail, y los dispersó como ovejas. El ejército austriaco está viniendo, pero con la Emperatriz y el Rey de Roma a su cabeza; y los rusos, ¡bah!, los rusos se retirarán. No se dará cuartel a los ingleses, con respecto a su crueldad hacia nuestros bravos a bordo de los infames pontones. Mire aquí. Aquí esta la proclamación de Su Majestad el Emperador y Rey\”, dijo el ahora declarado partidario de Napoleón, y tomando el documento de su bolsillo, Isidor lo mostró con severidad en la cara de su amo y ya consideraba la ornada chaqueta y los objetos de valor [de su amo] como su propio botín.
___________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________
\”Todos hemos leído sobre lo que ocurrió durante ese intervalo. El relato está en boca de todo inglés; y tú y yo, que éramos niños cuando se ganó y se perdió la gran batalla, nunca nos cansamos de escuchar y contar la historia de esa famosa acción. Su recuerdo todavía duele en el pecho de millones de compatriotas de aquellos valientes que perdieron el día. Anhelan la oportunidad de evitar esa humillación; y si se produjera una contienda que terminara en una victoria de su parte, relacionándolos a su vez, y dejándonos su legado maldito de odio y rabia, no hay fin para la llamada gloria y vergüenza, y para la alternancia de asesinatos exitosos y fallidos, en los que dos naciones enérgicas podrían enfurecer. Siglos después, los franceses y los ingleses podríamos estar fanfarroneando y matándonos todavía, cumpliendo valientemente el código de honor del Diablo.
___________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________

\”No más tiroteo se oyó en Bruselas – la persecución se desarrollo a millas de distancia. La oscuridad cayó sobre el campo de batalla y la ciudad: y Amelia estuvo rezando por George, que yacía sobre su cara, muerto, con una bala atravesada en su corazón\”.  
___________________________________________________________________________________

Con George Osborne muerto, mientras que Dobbin y Rawdon sobreviven a la batalla, Amelia le da un hijo póstumo, que lleva también el nombre de George. Vuelve a vivir en su pueblo, en la pobreza, con sus padres, pasando su tiempo con la memoria de su marido muerto y cuidando de su hijo. Dobbin paga una pequeña anualidad para Amelia y le expresa su cariño con pequeñas bondades hacia ella y su hijo. Amelia está demasiado enamorada del recuerdo de su marido para devolverle el amor. Entristecido, parte con su regimiento hacia la India, y estará ausente durante varios años. Becky también tiene un hijo, llamado Rawdon en honor a su padre, pero Becky es una madre fría y distante, aunque Rawdon ama a su hijo. Becky continúa su ascenso primero en el París de la posguerra y luego en Londres, donde es patrocinada por el rico y poderoso Marqués de Steyne (Anthony Head). Finalmente, es presentada en la corte al Príncipe Regente y Becky está resplandeciente, considerando que ha llegado a la cumbre de su ambición. El anciano Sir Pitt Crawley muere y es sucedido por su hijo mayor Pitt, quien se había casado con Lady Jane Sheepshanks, la tercera hija de Lord Southdown. Becky está en buenos términos con Pitt y Jane originalmente, pero Jane está disgustada por la actitud de ella de Becky hacia su hijo de ella y celosa de la relación de ella con Pitt. 
En la cima de su éxito social, Rawdon es arrestado por deudas, posiblemente por connivencia de Becky. El éxito financiero de los Crawley había sido tema de chismes; de hecho, vivían a crédito incluso cuando arruinaron a quienes confiaban en ellos, como su casero, un antiguo sirviente de la familia Crawley. El marqués de Steyne le había dado a Becky dinero, joyas y otros obsequios, pero Becky no los usa para sus gastos ni para liberar a su esposo. En cambio, la carta de Rawdon a su hermano es recibida por Lady Jane, quien paga las 170 libras esterlinas que motivaron su encarcelamiento. Regresa a casa para encontrar a Becky cantándole a Steyne y lo golpea con la suposición, a pesar de sus protestas de inocencia, de que están teniendo una aventura. Steyne está indignado, habiendo asumido que las £1000 que acababa de darle a Becky eran parte de un acuerdo con su esposo. Rawdon posteriormente encuentra los registros bancarios ocultos de Becky y, destrozado de dolor, la abandona, esperando que Steyne a su vez lo desafíe a un duelo.
 

En lugar de eso, Steyne se encarga de que Rawdon sea nombrado gobernador de la isla de Coventry, un lugar plagado de plagas. Becky, habiendo perdido tanto a su marido como a su credibilidad, abandona Inglaterra y vaga por el continente, dejando a su hijo al cuidado de Pitt y Lady Jane. A medida que el adorado hijo de Amelia, George, crece, su abuelo, el señor Osborne, cede hacia él (aunque no hacia Amelia) y lo aleja de su madre empobrecida, que sabe que el anciano rico le dará un mejor comienzo en la vida del que ella podría manejar. Después de doce años en el extranjero, tanto Joseph Sedley como Dobbin regresan. Dobbin le profesa su amor inalterado a Amelia. Amelia es cariñosa, pero no puede olvidar el recuerdo de su difunto marido. Dobbin media una reconciliación entre Amelia y su suegro, que muere poco después. Había enmendado su testamento, legando al joven George la mitad de su gran fortuna y a Amelia una generosa anualidad. Después de la muerte del señor Osborne, Amelia, Jos, George y Dobbin van a Pumpernickel (Weimar, en Alemania), donde se encuentran con la desamparada Becky. Becky ha caído en la vida disoluta: vive entre jugadores y estafadores, bebe mucho y juega. Becky vuelve a encantar a Jos Sedley, y este convence a Amelia de que deje que Becky se una a ellos. Dobbin le prohíbe esto y le recuerda a Amelia los celos de Becky con su esposo. Amelia siente que esto deshonra la memoria de su difunto y venerado esposo, y esto conduce a una ruptura total entre ella y Dobbin. Dobbin deja el grupo y se reincorpora a su regimiento, mientras que Becky permanece con el grupo.

Sin embargo, Becky ha decidido que Amelia debería casarse con Dobbin, aunque sabe que Dobbin es su enemigo. Becky muestra la nota de George a Amelia, guardada todo este tiempo desde la víspera de la Batalla de Waterloo, y Amelia finalmente se da cuenta de que George no era el hombre perfecto que siempre pensó, y que ha rechazado a un hombre mejor, Dobbin. Amelia y Dobbin se reconcilian y regresan a Inglaterra. Becky y Jos se quedan en Europa. Jos muere, posiblemente de forma sospechosa, después de firmar una parte de su dinero a Becky como seguro de vida, lo que le proporciona unos ingresos. Regresa a Inglaterra y lleva una vida respetable, aunque todos sus anteriores amigos  se niegan a reconocerla. [1]

 

 REPARTO:

– Michael Palin … William Makepeace Thackeray
– Olivia Cooke … Becky Sharp 
– Tom Bateman … Rawdon Crawley
– Johnny Flynn … William Dobbin
– Claudia Jessie … Amelia Sedley
– Robert Pugh … Mr. John Osborne
– Simon Russell Beale … Mr. John Sedley
– Ellie Kendrick … Jane Osborne
– Charlie Rowe … George Osborne
– Martin Clunes … Sir Pitt Crawley
– Sian Clifford … Martha Crawley
– David Fynn … Jos Sedley
– Frances de La Tour … Lady Matilda Crawley
– Anthony Head … Lord Steyne
___________________________________________________________________________________
Fuentes:
2) – \”Vanity Fair. A novel without a Hero\” – William Makepeace Thackeray, Belford, Clarke & Co., Chicago and New York, 1886
 
Imágenes: 
 
b) – \”Vanity Fair\” (TV Mini-Series 2018) – Adaptación por Gwyneth Hughes, Prod.: Mammoth Screen – Independent Television (ITV), 2018   

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s