Con Wellington por España (XVII). La batalla de Los Arapiles

En nuestras entradas anteriores de nuestra serie \”Con Wellington por España\”, ya comentábamos que nos acercábamos a la conclusión de dicho recorrido a través del frente oeste de la España en guerra de 1808 a 1814. Entre batallas campales y asedios varios, llegamos a nuestra penúltima etapa, la batalla de los Arapiles, o batalla de Salamanca como la denominan los anglosajones.

Para tratarla en detalle, hemos dedicado este capítulo y tres más a narrar este gran choque entre el ejército aliado de Wellington y el ejército francés del duque de Ragusa, el mariscal Marmont, como siempre con el relato pormenorizado y las explicaciones de Nick Lipscombe, que nos ha venido acompañando durante todo nuestro recorrido. Tal como él señalaba acertadamente, es un campo de batalla muy grande, muy peculiar, y que según la iluminación solar o nubosidad presentes dibuja un panorama cambiante según sea el lugar o el momento del día, lo que le da una atmósfera muy particular y que se percibe en algunas de las fotos que os expondremos en esta serie.
Los Arapiles también es un buen ejemplo de que las batallas muy a menudo se deciden por pequeños detalles, y esta en concreto tiene unas buenas muestras de ello. Para comenzar, Nick nos comentará  los movimientos operacionales previos a la batalla, con esa peculiar e inusual marcha de los ejércitos, discurriendo paralelamente como dos largas serpientes, rebosantes de hombres, animales e impedimenta:

\”A lo largo del largo y caluroso día del 20 de julio de 1812, ambos ejércitos marcharon paralelos entre sí, separados por unas pocas centenares de yardas. La situación se produjo cuando Marmont intentó conseguir el flanco izquierdo de Wellington cuando marchaba hacia el sur pero cada vez los franceses se trasladaban más lejos hacia el este, Wellington hacía lo mismo, con sus hombres vigilando con cautela a sus adversarios sobre sus hombros izquierdos. Los dos ejércitos se separaron en Cantalpino, cuando Wellington se desplazó al oeste hacia San Cristobal y Marmont continuando hacia los vados sobre el río Tormes, en Huerta.

[…] Fue uno de los días más memorables de la Guerra Peninsular, ya que los dos grandes ejércitos marcharon a toda velocidad, con una precisión en el terreno del desfile, a unos pocos cientos de metros el uno del otro. Miles de pies caminando, y cientos de ruedas de los cañones y los carros, levantando enormes nubes de polvo que se añadían al asfixiante calor, y se convirtió en una marcha incómoda aunque inolvidable. De hecho, el propio Marmont dijo más tarde que nunca había visto un espectáculo tan magnífico como la marcha paralela de dos ejércitos de más de 40.000 hombres, cada uno tan cerca del otro” [3]

Por último, desearos que os agrade este extenso recorrido por el campo de batalla de Los Arapiles, unos campos llenos de historia y cercanos a la bella y milenaria ciudad de Salamanca.
\”Batalha memoravel ganhada em 22 de Junho de 1812 pelo invensivel Marte Britanico S. Ex.ª o Snr Marechal General Lord Wellington Marquês de Torres Vedras &.\”- Biblioteca Nacional de Portugal (a)

LA BATALLA DE LOS ARAPILES – ETAPAS DEL RECORRIDO

Si alguien en España les pregunta porqué están aquí y le dicen que vinimos para ver la batalla de Salamanca, recuerden la primera idea de la que estuvimos hablando. Porque no se le llama la batalla de Salamanca porque es la batalla de Los Arapiles(1). Arapiles es un pequeño pueblo en el centro del campo de batalla y hay un Arapil Chico y un Arapil Grande, un Arapil más grande y un Arapil más pequeño, Chico significa joven (“Young boy”), que es el Arapil menor. Lo maravilloso de este campo de batalla es que en cada posición a la que vamos, el campo de batalla parece diferente. En gran parte está intacto, conservado tal como estaba, hay una autovía que atraviesa una parte, pero para ser honesto, en realidad no afecta mucho al propio campo. La primera posición a la que nos dirigimos hacia el este llamada \”La Calvarrasa\”, hay una pequeña ermita allí (la Ermita de Nuestra Señora de la Peña), una pequeña capilla que ya existía. Y esa es la posición en la que Marmont y Foy estuvieron una vez, mirando hacia el oeste, tratando de averiguar qué estaba haciendo Wellington. Lo completaré un poco desde el 27 de junio hasta la noche antes de la batalla, el 21 de julio, hablaré sobre la primera posición.

El Arapil Grande a la izquierda y el Arapil Chico a la derecha, desde la posición de la Ermita de Nuestra Señora de la Peña, a unos 2,5 km. de distancia, en el lugar donde se encontraban las tropas francesas, paralelas en ese momento al ejército de Wellington. A la derecha sobresale el Peñedo del Corral.

Ahora que la primera posición es muy sencilla, podemos llevar el autocar casi hasta el borde de la escarpadura y la ermita, a unos cien metros. La segunda posición es donde Wellington tenía los cuarteles, en San Miguel. Eso es una larga caminata, sobre unos cuatrocientos metros en total, no muy empinado, una pista estrecha, a veces hay dificultades ya que hay un par de cuadras muy cerca, otros grupos de otros tour operadores tuvieron problemas con esto. Debería estar abierto, es un camino público y se colocaron algunas cercas eléctricas si hay alguna de los que estén alrededor, simplemente apártense y si mi cabeza se encuentra adentro, no me toquen. Caminaremos unos cuatrocientos metros, desafortunadamente también tiran los desperdicios de los animales, en una posición que era el cuartel de Wellington, pero no hay nada que podamos hacer al respecto, solo tienen que moverse por alrededor, así que, desde donde se encuentran es un paseo de cuatrocientos metros de vuelta hasta el autocar, un camino fácil. En la tercera posición trataremos sobre las operaciones de contraataque a medida que avancemos por un largo camino hacia el oeste, hacia Miranda de Azán. Antes de hacerlo, he dicho que tomaríamos un café y lo haríamos en algunas áreas realmente encantadoras para el café y el almuerzo de hoy, ambas son áreas de servicio y ahí es donde la capilla se encuentra, con la escuela, saben, simplemente manténganse bien atentos, el granjero de allí es un buen tipo, cuida el campo. Ahí es donde se llevó a cabo la operación de contraataque, para explicar todo eso, una vez más, es una caminata bastante larga, a unos cuatrocientos metros del autocar, de pendientes suaves, cuatrocientos metros hacia atrás y luego nos dirigimos a la posición donde tuvo lugar la carga de la caballería pesada, llamada el valle de Marchant. Tendremos el autocar muy cerca de la posición, lo cual está bien y luego la última posición esta tarde está en la cima del propio Arapil Grande, acercaremos el autocar lo más cerca que podamos hacia lado oeste del Arapil Grande y caminaremos hacia arriba y hacia el lado sur, es un paseo bastante ligero, tenemos dos opciones, o bien se puedes ir hacia el escarpado lado oeste, algo que no recomendaría o subiremos a este suave paseo hacia el lado sur. No se apresuren, es muy importante, intentaremos llegar a esa posición final. En general, nadie tiene demasiadas dificultades con esta suave ascensión hasta la cima.

Las cuatro posiciones de la visita que trataremos, comenzando por Calvarrasa, junto a la Ermita de Nuestra Señora de la Peña (A), siguiendo por el Teso de San Miguel (B), posición del cuartel de Wellington durante la batalla, el tercer punto, Miranda de Azán (C), donde se produjo el ataque a las tropas de Thomières, uno de los puntos de inflexión de la batalla y por último el Arapil Grande (D), cuartel de Marmont durante la batalla y que nos permitirá permite vislumbrar el panorama de las últimas fases de la batalla de Los Arapiles.    

 

La misma zona de nuestro recorrido en gris, superpuesta a una copia de un plano de la batalla del \”Atlas to Alison\’s History of Europe\”, de 1850 (b), que utilizaremos en ocasiones como base para describir algunos de los movimientos de los contendientes.
Para aquellos que eran realmente observadores y pueden haber notado el misal que estaba a su lado la noche anterior a la hora de la cena, lo que se mostraba en un trozo de pan que tenía un símbolo en su centro, en realidad era un obelisco, el obelisco(2) en la cima del Arapil Grande, lo interesante de ese obelisco, algo que el panadero español en Salamanca seguro que no tenía ni idea, es que fue construido por los Ingenieros Reales, alrededor de los años setenta-ochenta, esto fue construido por los ingenieros españoles. Lo interesante de este comentario sobre los ingenieros españoles es que esta es la sede de la brigada de ingenieros de los ejércitos españoles y, por lo tanto, del ingeniero en jefe.

LA BATALLA DE LOS ARAPILES – CALVARRASA

Lo único que quiero hacer ahora es solo una suitegeográfica. Comenzaré con un anclaje geográfico. Recuerdan esa torre, que señalé en el autocar ayer, pueden verla en la distancia, puedes ver una gran edificio pero solo se ve a la derecha, pueden verla. Esa torre marca la carretera, como sabemos, cuando nos dirigimos a Ciudad Rodrigo. De acuerdo, cualquier cosa en esa dirección se dirige hacia el oeste, Ciudad Rodrigo. Cuando giramos hacia la derecha, entramos en el primer punto en esa colina cercana, es una torre de agua, ¿lo ven? Sí, ese es probablemente el lado izquierdo de la ciudad de Salamanca, por lo que pueden ver la ciudad de Salamanca. Ahora, cuando nos volvemos hacia la derecha, pueden ver algunos de los suburbios del este de la ciudad, simplemente saltando desde el borde de los árboles, pero eso desde luego no habría existido hace doscientos años, pero eso es Salamanca, desde la que venimos desde el noroeste. Si siguen avanzando hacia la derecha y llegarán a una gran colina de color marrón, ¿lo tienen? Sí, ese es el San Cristóbal, ahí es donde Marmont ofreció la batalla y donde Wellington declinó ofrecer batalla. Cuando seguimos girando hacia la derecha, verá que se convierte en una pronunciada escarpadura y, en ese punto, el río Tormes, y es el río Tormes que atraviesa Salamanca, recuerde ese único puente de aspecto románico, muy cerca de La Merced que vimos ayer por la noche. Es en aquella esquina allí y, probablemente, si llegamos a una colina cercana, llegamos a ese pequeño complejo de granjas que, en un edificio blanco con el mástil en el medio, si tomamos una línea desde donde estamos hasta allí, y continuamos yendo a ver hacia la escarpadura que encuentra en la distancia, ese es el punto en el que el río Tormes surca de este a oeste, serpentea y comienza a dirigirse hacia el sur y se convierte en un río de norte a sur. Eso es importante, así que el río, si prefieren discurre detrás de nosotros hasta esa zona donde serpentea y luego hacia Ciudad Rodrigo.

Seguimos, hacia a la derecha, puede ver otra gran colina aquí, se ven las cuadras que vemos hacia el este, deslizándonos hacia la derecha donde baja la escarpadura, hay una especie de área boscosa y, siguiendo a unos diez kilómetros hacia el sureste, se encuentra Alba de Tormes, y Alba es la siguiente ciudad importante aparte de Salamanca en el río Tormes, así que en términos de puentes, uno en Alba, uno en Salamanca y ningún otro puente a lo largo de esa zona, pero hay dos o tres vados que se pueden usar para cruzar y en esta zona sinuosa aquí podemos ver una gran superficie agrícola, que se conocía como la Huerta y esto se llamaba los campos de siega de la Huerta, un terreno muy plano que discurre hacia el propio río. Siguiendo más lejos podemos ver que el bosque se extiende bastante y la línea y la extensión del bosque casi como lo era hace doscientos años. El terreno aquí apenas ha cambiado. Luego llego a una gran colina en forma de salchicha, ¿ven? El Arapil Grande, no es una confusión, comparado con el de la derecha, el Arapil Chico, el Arapil Grande, es más grande que el Arapil Chico. De acuerdo? Y luego a la derecha del Arapil Chico podemos ver otra línea de crestas que discurre en profundidad y luego nuestro mástil de nuevo. Así que todos estamos de acuerdo con este tipo de geografía de la zona.
Ubicación de los enclaves geográficos desde nuestro primer punto de visita.
Ahora, cuando Marmont se retiró de San Cristóbal, se dirige hacia el río Duero, camino de vuelta hacia el Duero, probablemente unos cincuenta, sesenta y setenta kilómetros hacia el noreste. Wellington lo sigue, y hay un par de enfrentamientos antes que Marmont, que ha estado esperando que ese refuerzo del Ejército del Norte, se refuerce con una división muy fuerte y capaz bajo el mando del general Bonet. Bonet en muchos aspectos es más veterano que cualquiera de los otros generales en el ejército de Marmont, aunque el segundo al mando del ejército de Marmont es, de hecho, Clauzel. Ahora el mismo ejército, Wellington está yendo a perseguirlos y hay muchos tomas y dacas que se producen en los próximos días, pero a decir verdad es hora de entrar con todo detalle. Marmont se equivoca con Wellington y envía a Foy, como lo conocemos, y a Bonet para que actúen cruzando en el río Toro y luego se vuelven hacia atrás y vuelven a cruzar, por lo que se equivocaron con Wellington y Wellington ahora se encuentra en la parta trasera, luchando y volviendo hacia Salamanca habiéndolos empujado abiertamente en esa dirección. Y tengo un relato de testigo presencial que es un maravilloso relato escrito por un sargento, no puedo recordar su nombre, pero escribió los registros de la tropa A de la Real Artillería a Caballo (\”Royal Horse Artillery\”), pero esto lo encontré en los archivos de Woolwich, esto da una buena sensación de una pelea de la caballería con la artillería a caballo durante la retirada que Wellington tuvo que ejecutar para sacar a su ejército y concentrarse nuevamente en una posición, si era necesario, para enfrentarse a Marmont:

\”Al amanecer de esta mañana, la Tropa ya se había movido para ofrecer apoyo a este regimiento [era el 11º de dragones ligeros, por supuesto el regimiento al que estaban apoyando] dejando a la División Ligera en el terreno descendiendo a su parte inferior. [esto está escrito en una especie de bullet format, como un correo electrónico, ya saben] El enemigo comenzó un cañoneo pesado sobre la Tropa: las subdivisiones 1, 2, 3 y 4 cruzaron el pequeño riachuelo dejando 5 y 6. [Una subdivisión es un cañón]. El teniente Beltson en el valle se movió rápidamente para socorrer a los cuatro cañones de la Tropa del Mayor Ball, cuya munición se habían gastado y tomó una nueva posición. El Mayor Ross dirigió el fuego contra los ocho cañones del enemigo, con el trompeta Virgin a su lado. Un disparo de cañón golpeó el caballo del trompeta en el lado opuesto detrás del muslo derecho de Virgin, pasó a través de su cuerpo llevándose la espada y el morral del lado más cercano. El caballo cayó muerto. El trompeta, bajo un violento fuego, despojó a su caballo de toda guarnición, la llevó a los carros, ensilló otro caballo y se acercó a nosotros nuevamente. Repartiendo todas nuestra municiones en esta posición, montando las piezas y moviéndose. Un disparo golpeó la parte posterior del caballo del cabo Adam, frente a la silla y lo tiró, después de un tiempo se recuperó del aturdimiento que recibió, pero no lo suficiente como para poder llevar al cabo.
Durante este tiempo, el teniente Beltson con sus cañones fue cargado por la caballería del enemigo con una furia determinante. Él dejó su destacamento atrás para cubrirlos. Beltson fue herido de sable. El flanco derecho del enemigo empujó hacia adelante para cortar a la División Ligera, con la caballería cargando repetidamente. La Tropa habiendo cambiado los armones por los de los carros, galopó hasta ellos, apoyada por el 12º de dragones ligeros y entraron en acción a doscientos metros con metralla y los detuvieron. El artillero Bestford resultó herido. La División Ligera entonces se inclinó hacia la izquierda, la Tropa mantiene la carretera a la que un disparo rompió las patas del caballo del conductor Reed del cañón número 2, paró, cambió el caballo inhabilitado y destruido, marchó sobre la Tropa y se unió a la división. Este fue un vivo día de trabajo\”.

Esto es un día, una acción. Realmente un buen y conciso conjunto de registros y son maravillosos, realmente deberían ser publicados, los registros de la tropa A,Somelighthead era su nombre y ustedes saben, fue un buen hallazgo cuando lo encontré, da una muy buena descripción y el sentimiento de lo que ese tipo de acción habría sido.
Ahora, Wellington y Beresford incluso tuvieron que desenvainar sus espadas durante ese tipo de acciones, intentando desesperadamente que el ejército se sitúe en una posición en la que puedan estabilizar la situación. Eso sucede probablemente alrededor del 19 y luego es curioso que entre el 19 y el 20 termine y durante todo el transcurso del 20 con una cosa llamada marcha paralela. Y los dos ejércitos están marchando en esta dirección hacia el sudoeste volviendo hacia Salamanca y están absolutamente paralelos, a unos cientos de metros de distancia unos de otros, por lo que uno estaría en la cima de la colina, los otros en los márgenes están lo suficientemente cerca como para oír los insultos que se inferían el uno al otro, lo que estaba sucediendo, así que ¿de qué se trata? Bueno, eso fue porque Marmont está esperando que Wellington se despliegue para la batalla. Tiene cincuenta mil soldados, Wellington tiene cincuenta mil soldados, comentaré eso en un minuto y todo el asunto estriba en que Marmont está buscando una oportunidad y su idea es sortear el flanco derecho de Wellington o intentar desplazarse al flanco izquierdo de Wellington, pero está esperando esa oportunidad. En esta marcha paralela, ambos lados uno del otro, esperando que el otro haga un movimiento o que fuerce una acción.

Movimientos y posiciones desde el día 16/7/1812 hasta el día anterior a la batalla. Un amago de flanqueo de los franceses por el puente de Toro, que sirvió para que Marmont atravesara el río Duero por Tordesillas y se situara en Nava del Rey al día siguiente. Algunas escaramuzas en Alaejos y Castrillo el día 18, pero los ingleses no pierden la formación, que discurrirá paralela a la del ejército de Marmont, hasta el día 20 en que se pierde el contacto a las alturas de Cantalpino. Entre el 20 y el 21, Marmont cruza el río Tormes en los vados de Huerta mientras que Wellington lo cruza por Salamanca y Santa Marta, desde sus posiciones en San Cristobal. (c)


Bajan a esta área, aquí, Wellington se mueve al norte del río Tormes y mueve todo su ejército sobre ese puente, con la excepción de una división, la 3ª división que deja en un vado, ligeramente al este en el río Tormes. Recuerden el río Tormes discurriendo de este a oeste por allí. Cuando Marmont desciende, él se balancea, atraviesa por uno de los vados y uno de ellos está en esa zona sinuosa de río y el otro está un poco más al sur hacia Alba de Tormes y lleva a su ejército al área detrás de este cerro sobre los campos de siega de Huerta. Ahora tenemos la posición de los dos ejércitos y, hecho esto, comienza a romperse el día 22, básicamente tenemos dos ejércitos perfectamente preparados. Cincuenta mil hombres cada uno. Cada uno de ellos tiene ocho divisiones de infantería, a ver si puedo recordarlo correctamente, seis brigadas de caballería y en cuanto a los cañones están casi perfectamente igualados en cuanto a los cañones, creo que hay una diferencia de media docena de cañones a favor de los franceses. Hay muy pocas batallas que sean tan numéricamente similares a estas dos fuerzas.

_________________________________________________________________________________

 
Ahora, lo que quiero hacer solo para un pequeño experimento, es solo señalar como de larga sería esa cola porque hablamos sobre el ejército de Wellington que se movió aquí y luego cruzaron allí, pero solo pensemos en eso, por un momento. Ustedes han visto estos caminos pavimentados que existieron hace doscientos años, las que ocupábamos en un lugar bastante ancho porque llegaban a puntos estratégicos como puentes, muchos de ellos eran bastante, no más estrechos que los que probablemente todavía tenemos. 

Recreadores marchando (Autor: Michal Cizek) (d)

Entonces, ¿cuántos soldados creen que con esas mochilas y los rifles podrían moverse por ese camino cómodamente, uno al lado del otro? ¿Tres, cuatro? Tan solo dos. 

Juzguen qué tan estrechas eran estas carreteras, quiero decir que solo con el coche; recuerda que tienen su arma, abren la marcha así, sepan que van a mover los brazos y todo eso. Así que son dos. Ahora, si volvemos a un batallón británico y estimamos que su fuerza en las campañas es probablemente de 600 hombres, entonces si toman un metro, vale, un espacio en el camino, los dos hombres, hay 600 de ellos, lado a lado, ¿cuantos metros ocupa el batallón en el camino?: 300 metros o yardas. Tres batallones en cada brigada por lo que cada brigada ocupa un kilómetro. Novecientos yardas más la impedimenta de las brigada, un kilómetro. Tres brigadas en cada división, nos dicen que cada división está ocupando tres kilómetros. Ocho divisiones, 24 kilómetros. No hemos tratado con la caballería, no hemos tratado con la artillería, no hemos tratado con los vagones, el tren de equipaje, etc., y estamos a unos 30 kilómetros desde el principio hasta la cola. Ahora, en términos de la distancia diaria que cubrirían, probablemente ni siquiera cubrirían treinta kilómetros. Pero supongamos que lo hubieran hecho. Digamos que conocen el punto de la compañía, el punto del batallón, el punto de la brigada, el punto de la división cuando salen a las cinco de la mañana y llegan a ese destino, veinticinco kilómetros, aproximadamente a las dos del mediodía con paradas. Dos de esas divisiones ni siquiera se han movido de la línea de salida.

Y eso es lo que tienen que recordar sobre esto, saben que todo está muy bien diciendo que el ejército de Wellington se trasladó aquí y el francés exactamente lo mismo. Entonces, cuando se está moviendo en una sola línea de comunicación, esta cosa es una enorme y larga serpiente y, por supuesto, también tienen que tener en cuenta que no quieren moverse con el sol del mediodía, así que saben que el mejor para hacerlo es a las cinco en punto, pero claro, no todos pueden tener eso. Así que un aspecto interesante solo para contemplar y recuerdo que cuando dije esto por primera vez, ante un grupo de generales de muy alto rango del ejército aquí estaban realmente entusiasmados, porque cuando fuimos a la Academia Militar, yo simplemente ya estaba jubilado, pero todos estudiamos esto en la Academia Militar, mover ejércitos, bueno, los ejércitos modernos, para mí nunca hablaron de mover ejércitos napoleónicos, pero ya no lo enseñaron más. Y creo que es un gran error, porque uno de los mayores problemas para mover ejércitos modernos es la logística de moverlos a través de los puntos de control, encrucijadas, en ese tipo de cosas es un gran, gran problema. Está bien, basta de estas historias. 

_________________________________________________________________________________

Así que hemos venido aquí y el ejército de Wellington en alguna parte allá, el ejército de Marmont está en algún lugar en esa dirección, es una noche sucia, nuestro buen amigo William Bates Singlebee, por lo que estará encantados de volverlo a escuchar:

Los franceses continuaron sus movimientos debido a que los ejércitos marcharon en dos líneas paralelas. Lord Wellington rechazó gradualmente la batalla, todos retrocedieron para preservar sus comunicaciones con su retaguardia de donde sacamos nuestros suministros y que fue amenazada por el general francés [por supuesto en Ciudad Rodrigo]. Volvimos a pasar el Tormes y ocupamos una posición en la noche sobre las alturas en la orilla izquierda con las armas. La noche fue notablemente oscura con una lluvia intensa acompañada de tremendos truenos y relámpagos y una fuerte explosión de truenos que asustó tanto a los caballos de la caballería del regimiento del coronel Ponsonby, que los cincuenta se separaron cuando un hombre yacía con las riendas en sus manos y causaron considerable confusión. Nuestras bridas [recuerden que él es un artillero] estaban fuera de los caballos, para permitir que se pudieran alimentar y también hicieron una carrera violenta, pero al estar acoplados a los cañones se detuvieron fácilmente.”

Ahora se trata de Ponsonby, que alcanzaría fama en Waterloo y la última escena que puedes imaginar, que quieres descubrir en la víspera de la batalla, es que tu caballo haya desaparecido y esté corriendo por algún lugar; siento curiosidad por las riendas que estaban atadas a su muñeca: no puedo pensar en nada peor y más peligroso que poner las riendas de tu caballo alrededor de tu muñeca mientras duermes, no estoy seguro de que fuera una práctica habitual, tendían a ponerlas en una estaca y sospecho que probablemente no es lo que hicieron. De todos modos, la conclusión es que está lloviendo, que siempre sabemos que es un gran momento para Wellington para la mañana siguiente. Ahora amanece el día 22, el sol aparece rápidamente en el cielo en julio, ha sido una noche fría, pero el calor del sol es evidente de inmediato, siempre ha sido una noche muy húmeda, como escuchamos, calor con lluvia y esta es ahora una oportunidad para que los soldados comiencen a secarse.

La posición en que nos encontramos, con los dos Arapiles en el centro y a la izquierda en el horizonte la prolongación en dirección hacia Ciudad Rodrigo.

Permaneciendo en esta misma posición [foto superior] casi exactamente donde estamos, dos oficiales: Marmont, el comandante del ejército francés y Foy que lidera esta punta de lanza de la división de vanguardia, que es la que lidera al frente. Y están mirando desde aquí para ver dónde está Wellington. No tienen idea de que la 3ª división permaneció en el vado un poco más hacia el este y no pueden ver el ejército de Wellington, excepto un número de tropas en esa colina enfrente de nosotros.

Pero sí que ven mucho polvo en esa dirección, ahora, hay muchas cosas sobre la batalla de Salamanca que no acabo de aceptar. Pero no hay duda, porque Foy escribió y también un par más, “ellos vieron el polvo”, así que a pesar de haber llovido, eso sería polvo, no muy seguro de cómo, pero estaba allí, pero Marmont habiéndolo visto estaba realmente convencido de que Wellington está moviendo su ejército en la carretera, escapando y regresando a Ciudad Rodrigo. Ahora, debido a que movió a su ejército dentro de esa sinuosidad del río y Wellington está allí, en realidad eliminó una opción de su lista de puntos y opciones que puede usar, y es que ya no puede ejecutar más, con su ejército, una maniobra de flanqueo a la derecha debido al río se encontraría a sí mismo cortado por el río y lo último que puede hacer es colocarse entre él y el río y encontrar a Wellington viniendo y empujándolo de nuevo al río, de modo que no es una opción que ahora considere, así que la única opción es moverse por el sur y moverse por la derecha de Wellington e intentar cortarlo. Y esto ahora está firmemente arraigado en la psique de Marmont. Recuerden lo que dije sobre lo ocurrido en Fuente Guinaldo. Wellington puso a todas sus tropas en las ventanas y equivocó, engañó a Marmont. Y Marmont fue cuestionado un poco por sus oficiales y ciertamente por un par de comunicados que salieron de París, escritos por Henry Clarke y ciertamente dictados por Napoleón, como diciendo: \”sin embargo, no permitas que ese general cipayo, obtenga lo mejor de tí de nuevo\”. Eso también está en su psique.

La  pequeña capilla de Nuestra Señora de la Peña. La ermita se encuentra a unos 2,5 km enfrente de la posición inicial de Wellington el 22 de julio. Fue el escenario de las primeras luchas del día 22 entre piquetes de tropas francesas y las aliadas con el 68º regimiento, el 2º de Caçadores y el 95º de Rifles. [3] 

 

¿Qué es lo que pueden ver? Pueden ver muchas las tropas en la colina de allí, ¿quiénes eran? No eran otros que la otra División Ligera, la 7ª División, también conocida como los Mestizos (“Mongrels”) porque tenían a los Chasseurs Britanniques, los Brunswick Oels y demás, y lo que hace Wellington, él es consciente, porque también está de pie allí mirando a través de su catalejo, mirando a Marmont y Foy. La división de Foy desplegada en las colinas detrás de nosotros, pero él no puede ver más del ejército francés y todo lo que pueden ver del ejército Británico, o el ejército aliado, es la 7ª división, alineada en el borde delantero de esa colina. Wellington está absolutamente decidido a asegurarse de que eso sea todo lo que saben, por lo que envía a la 68º (“Durham”) de infantería ligera y al 2º de Caçadores como dos batallones que cruzan este valle aquí, con el objetivo de detener a Foy que envió sus escaramuzadores para que no llegaran demasiado cerca de la colina y todavía estaba doblando la esquina porque, de hecho, el ejército de Wellington no va allí, está inmediatamente sobre la colina y todos están esperando el próximo conjunto de órdenes para ver lo que sucederá a continuación. Hay algo de acción en el terreno aquí, ya que el 68º y el 2º de Caçadores se enredan en una pequeña pelea. El soldado Green que estaba con el 68º de Pié, dijo: 
\”Temprano por la mañana, el 22 de julio, oímos los disparos de la vanguardia y en menos de diez minutos se ordenó a nuestro regimiento de infantería ligera para que fuera [así que esa es una de las seis unidades de infantería de línea, con chaqueta roja que se han convertido en ligeras] Resolviendo llegar al frente, vimos a los piquetes franceses avanzando sobre nosotros y ambos fuertemente comprometidos. En un momento, el ala izquierda se ordenó que avanzara al frente. Tan pronto como nuestros piquetes avanzaron, nos dimos cuenta de que eran apoyados por un número grande de tropas ligeras y luego avanzaron sobre los piquetes franceses y los empujaron en confusión a la cima de una colina alta [que está aquí, por lo que han llegado muy lejos aquí hacia el este], pero el enemigo recibiendo fuertes refuerzos rodeó a mis valientes camaradas que disputaron cada centímetro con ellos y el enemigo ahora se retiró a la cima de la colina y trajo seis piezas de cañón hasta este punto para disparar sobre nosotros. En este momento, los grupos de aguadores de la 7ª división llegaron al valle para abastecernos de agua, los cañones franceses comenzaron a disparar contra estos hombres y mujeres desarmados e indefensos, pero ninguno de ellos resultó herido, aunque los disparos y los proyectiles y las granadas cayeron entre ellos\”.
Soldado portugués del
20º regimiento. (e)

Bueno, la situación ahora es que es probablemente de las seis a las siete en punto las acciones que se están llevando a cabo y Marmont siempre se pregunta qué está haciendo Wellington, pero ya está pensando en su mente que Wellington está retirándose. Y ya está pensando que, de hecho, tendré que intentar pensar en desplazarme por el flanco, y en ese punto la atención está absolutamente fijada en estas dos colinas aquí. Wellington parece darse cuenta de la importancia, ciertamente de la colina sur aproximadamente al mismo tiempo que Marmont y los dos comandantes ahora dan órdenes para que las dos colinas sean ocupadas. Hay desacuerdo en cuanto a si o no parte de la 4ª división ya estaba en el Arapil Chico. Realmente no importa demasiado, algunos historiadores dicen lo que quieren, algunos dicen que estaban arriba, pero la colina más importante es la que está allí. Es posible que a su ojo no se lo parezca, probablemente estén pensando qué es lo importante sobre eso, pero recuerden lo que dije el primer día en Talavera sobre los anclajes.

Ustedes necesitan anclajes y si no pudiste anclar tu posición en esa colina que se muestra allí, que es una colina realmente formidable, muchos se vuelven más grandes a medida que avanzamos por el campo de batalla en algunas áreas más pequeños como el Arapil Chico, pero es una colina importante y si pueden conservarla pueden usarla como un pivote, alrededor del cual puedes mover tu ejército y eso es lo que él hace, su ejército es una especie de honda que se dirige ahora a la vuelta de la esquina, al mismo tiempo que ordena a la división al completo de Bonet, esa es la importancia de Marmont le está dando, le ordena a una entera división para tratar de capturarla. Wellington no responde del mismo modo porque no quiere revelar su juego.

Y aquí, sólo ordena al 7º de Caçadores que salga de detrás del Arapil Chico y corra a través del valle, es aproximadamente un kilómetro, para llegar a la cima del Arapil Grande y retomaremos esa historia cuando lleguemos allí. Pero seamos claros en lo que pensaban los dos hombres, ya que son las siete de la mañana. Marmont, una vez que tiene ese cerro, lo quiere desesperadamente, está convencido de que Wellington se retira, va a traer a su ejército y hacerlo pivotar alrededor de ese cerro y tratar de cortarle el camino a Ciudad Rodrigo.
Wellington no quiere luchar en una acción general. Sabe que los ejércitos están a la par si hubiera querido luchar en una acción lo podría haber hecho el 23 de junio, allí en las alturas de San Cristóbal. Tiene EL ejército británico, no UN ejército británico, no puede arriesgarse. Tiene que asegurarse de que, si lo usa, ha de ser una \”bala de plata\”, tiene que golpear el objetivo y no está convencido de que el próximo 22 de julio vaya a luchar en una acción general a toda costa. Así que esa es la mentalidad de los dos hombres.
El Arapil Chico, desde el autocar, pasando por la carretera DSA-106, que discurre entre los dos Arapiles, para subrayar ese efecto de la luz sobre la orografía del terreno que cambia de aspecto en unos instantes.

LA BATALLA DE LOS ARAPILES – TESO DE SAN MIGUEL

Ahora vamos a usar ese segundo punto geográfico para que puedan averiguar dónde nos encontramos. Lo primero que pueden ver es que los dos Arapiles parecen aproximadamente del mismo tamaño ahora y el de la izquierda parece más alto que el de la derecha, en realidad es al revés, pero eso es lo sorprendente de la luz y el campo aquí desde diferentes perspectivas, es bastante notable. De acuerdo, miren detrás de su anclaje geográfico una vez que estén todos de acuerdo, el mástil, recuerden hacia Ciudad Rodrigo, podemos movernos ahora a la derecha: lo primero que encontramos es algo que no pueden ver, por supuesto, desde el vado; las siguientes tres cosas que no podían ver antes y nos fijaremos a las tres y media-cuatro de nuestro mástil y justo en el medio del terreno podremos ver una colina con muchos matorral verdes en él, ¿pueden ver eso?

Perspectiva de los dos Arapiles desde el Teso de San Miguel.

Lo he descrito como una colina con panza de ballena, un pequeño montículo con ese matorral verde, ¿lo pueden ver? De acuerdo, mantenga eso en la memoria de su retina porque esa es la zona a la que más adelante se enviará a la 3ª división, porque detrás hay una aldes, se trata de Aldeatejada y no pueden ver ninguna casa de esa aldea, ¿de acuerdo? Bien, moviéndonos luego a la derecha, nombre en este terreno bajo aquí tenemos un extenso pequeño pueblo, que solía ser una granja y esto son Las Torres, ¿de acuerdo? Luego, moviéndonos hacia la derecha otra vez, ahora podemos ver Salamanca en todo su esplendor, sí, luego giramos a la derecha nuevamente y tenemos esta colina en la que se ubicó la 7ª división mirando hacia Foy en la posición en la que estábamos antes cuando estábamos en la ermita. De acuerdo, significa que no estoy muy al este, sino al noreste, este-noreste para ser precisos, y luego llegamos al espacio entre los dos Arapiles y, a la derecha, el área boscosa que se dirige hacia el sureste hacia Alba de Tormes.

Perspectiva desde el Teso de San Miguel, a la izquierda del mirador y de los dos Arapiles.

 

Perspectiva desde el Teso de San Miguel, a la derecha del mirador y de los dos Arapiles.

 

Recuerden que el río Tormes discurriendo hacia arriba encaminándose hacia esa zona sinuosa (“dogleg”) antes de dirigirse hacia el oeste y al frente pueden ver la catedral en Salamanca, por lo que en sí está entre estos edificios modernos y la catedral. Seguimos girando desde el terreno donde se encuentra el Arapil Grande, un terreno muy llano y luego solo se eleva ligeramente hacia la aldea de Arapiles. El pueblo de Arapiles con el doble del tamaño que tenía hace doscientos años. Si nos fijamos en el terreno, se trata de una especie de “balanceo” que baja hacia atrás y que se abre hacia lo que describo como un “bulto”, y esos “bultos” juegan un papel importante, un pequeño montículo y luego desciende, luego se puede ver la autovía que sube a otra loma y que jugará su papel en las operaciones de contraataque un poco más tarde, pero este es el terreno para la batalla en sí mismo.

Ahora lo dejamos como a las siete de la mañana con la división de Bonet, una división bastante fuerte enviada para capturar esa localización, pero Wellington probablemente tenía parte de la 4ª división, la división de Cole y también probablemente a toda la brigada de Anson, ya en el Arapil Chico, pero luego envía al 7º de Caçadores, un batallón portugués para tratar de capturar el Arapil Grande. Ahora no hay nadie que sepa seguro si la división de Bonet llegó primero o fueron los Caçadores los que llegaron primero. Sospecho que los Caçadores llegaron primero: tropas ligeras entrenadas que estarían cerca del Arapil Chico, ya que tenían un kilómetro para recorrer donde Bonet había recorrido todo el camino alrededor de esa escarpadura en la que nos encontrábamos y luego tener que girar por la misma colina y sospecho lo que sucedió. El 7º de Caçadores estaba en la cima pero luego fueron expulsados ​​por el peso de los números de la división de Bonet. A propósito, a eso de las nueve y media, quizás un poco antes, ahora que está en manos francesas, y Cathcart, el Coronel Charles Cathcart, que era oficial de estado mayor, en el cuartel de Wellington tenía esto que decir, y me encanta leer esto en particular a los Guardias, cuando tengo oficiales de los Guardias que vienen en estos tours:

\”Todos, incuestionablemente, queríamos tomar posesión de los dos Arapiles en primer lugar, pero a través de un descuido inexplicable permanecieron desocupados. Los franceses vieron la importancia de estos sitios, pero para no darnos celos, enviando un gran cuerpo contra ellos. Enviaron algunos grupos dispersos en diferentes direcciones que, cuando se acercaron a los más cercanos, corrieron juntos, llegaron a la cumbre ante un pequeño grupo de Caçadores portugueses que había sido enviado para evitar que pudieran llegar. Solo llegaron a tiempo para salvar la otra cumbre que fue ocupada inmediatamente por la 4ª división\”. 

Cuando lees muchos otros relatos, me refiero a las versiones que dicen que la 4ª división ya estaba en el Arapil Chico la noche anterior, cuando la 7ª estaba en las colinas que se dirigían hacia el norte y el noreste, no importa, pero me parece enormemente divertido. El comentario de Cathcart es que, debido a un descuido irresponsable, de parte de un hombre que no fue el Coronel Charles Cathcart, y de hecho, como ustedes son oficiales de estado mayor como este hombre, podrían tener mucha parte de responsabilidad en ello… Ahora, ¿por qué Wellington, que es un maestro del terreno, no se da cuenta de la importancia de eso, por qué es importante? Bueno, lo primero es que él viene aquí y luego esta zona donde está su ejército. Recuerden que no podíamos verlo, Marmont no podía verlo, Foy no podía verlo, pero recuerden que vieron el polvo allí, así que pensaron, o Marmont ciertamente pensó que estaban retirándose, pero todo el ejército estaba en esta zona. Realmente no lo apreciaba porque ahora estamos empezando a ver que la luz juega un papel importante en términos de determinar qué es importante, cuáles son las distancias entre las cosas, etc., y vino aquí. Fue una sucia noche, la noche anterior y para ser justos, cometió un error. Ahora, ¿por qué es importante?

Es importante porque el alcance de la parte superior del Arapil Chico al Arapil Grande, ¿alguien lo adivina? Es casi un kilómetro. No discutiré sobre eso y por lo tanto, ¿qué es lo que está dentro del alcance? Cañones, artillería, por lo que está dentro del alcance de las otras localizaciones y, por lo tanto, se vuelve importante. Y esta es la razón por la que el primer día hablé sobre los alcances de armas, porque incluso hoy en día, para el moderno comandante, tienen que entender estas cosas porque es muy difícil, quiero decir, tan complejo hoy porque tienes cosas que vienen de otros ámbitos en tu área que tratan contigo, no obstante, hace doscientos años, es por eso que el tratamiento de una batalla napoleónica es brillante como ayuda para la enseñanza porque los principios de la guerra no han cambiado, pero estamos tratando con este campo de batalla bidimensional con alcances de armas que son absolutamente fijos en lugar de una batalla moderna, donde se usarían cinco dimensiones junto con el espacio, por lo que esto es importante y Wellington se dio cuenta de eso, pero él casi no lo hizo porque siente como que, en realidad, no quiere presentar batalla. No está seguro de querer dar batalla. Una vez que se da cuenta de que lo ha perdido, puede ver a Marmont maniobrar sus divisiones y preparar cuatro divisiones de infantería y una división de caballería, las divisiones de infantería de Thomières, Maucune, Brenier y Clauzel y la división de caballería de Curto para que empiecen a moverse alrededor de ese pivote y como dije como una honda tan pronto como lo rodeen, quieren alcanzar esta área aquí. Wellington se ve obligado a desplegar su ejército, bien, a desplegar su ejército y ahora decide trazar una línea en esta dirección, así que tiene una línea \”en potence\”, de nuevo, y es un poco arriesgado, pero no es muy arriesgado porque, una vez más, los alcances no son suficientes para que puedan disparar a lo largo de la línea, en que los cañones allí dispararan hasta la 7ª división donde alcanzaran a la gente en el Arapil Chico, pero no irían más lejos por lo tanto, es una posición \”en potence\” y un ángulo recto de nuevo, pero no es sumamente peligroso.
Imagen del panel informativo del Teso de San Miguel. Wellington observó la mayor parte del desarrollo de la batalla desde esta altura que domina el pueblo de Arapiles. (f)
Entonces, ¿qué hace? Toma la 4ª división y los coloca básicamente alrededor del área que ahora estamos, en el terreno hacia la carretera que corre hacia Arapiles; a la derecha de ellos en el pueblo, pone la 5ª división; coloca a la brigada portuguesa independiente de Bradford allí abajo, y porque tomó a la brigada de Anson y la puso en el Arapil Chico y le da a Cole, comandante de la 4ª división, la brigada portuguesa independiente de Pack. Así que la unidad portuguesa independiente de Bradford, la división de Leith, la división de Cole, la independiente de Pack y la de Anson defendiendo el Arapil Chico. Detrás de la 4ª división, coloca la 6ª división en esta posición de pendiente inversa (“reverse slope”), no hay mucha pendiente inversa para albergar a la 7ª división detrás de Leith en el pueblo, pero lo hace y luego en una posición de reserva hacia el flanco derecho, sitúa la división española de Carlos de España.
Panel anunciador en el teso de San Miguel, con las posiciones modificadas en función del avance francés.
Su 1ª división y la coloca hacia fuera allí porque recuerden que la 7ª división estaba allí y ahora se han situado detrás del pueblo. Es interesante que no confiara en la 7ª división, cuando estaban allí estaba preparado para usarlos, pero ahora se ha movido y los está dejando a la sombra del resto del ejército francés, cuatro divisiones de infantería, las otras cuatro que aún están allí no está preparado para dejarlas, quiere una división más confiable porque la 7ª división realmente no se ha probado desde el año anterior en Fuentes de Oñoro, donde estuvieron muy mal si recuerdan, así que él trae a la 7ª división y deja aquí a la 1ª división, le ordena a la División Ligera que comience a prepararse para atacar el Arapil Grande y capturarlo. Él acepta que cometió un error, el primer error fue en la noche del 21 cuando no lo capturó o situó tropas allí y el segundo error por en la mañana, cuando solo envía al 7º de Caçadores a intentar tomar el mismo lugar. Ahora Marmont va a la cima del Arapil Grande, me encanta hacer esta pregunta y son extraordinarias las respuestas que recibo. Ahora, y es una respuesta muy simple de sí o no: Marmont está ahora en la cima del Arapil Grande, donde pueden ver el obelisco y está mirando en esta dirección, ¿él puede ver el ejército de Wellington?
¿Puede ver el ejército de Wellington?, Sí. ¿Y puede verlo todo? No. ¿Puede averiguar dónde están cada una de las formaciones y si una división no está aquí? Y la respuesta es no, porque él puede ver solo una masa de tropas. Al mismo tiempo que Wellington movió a su ejército, le dijo a Ed Pakenham, quien está al mando de la 3ª división, y que es su cuñado, para que se mueva a la 3ª división (él está al mando porque Thomas Picton recibió un disparo en el pie, recuerden, en el sitio de Badajoz en 1812 a principios de año, se encuentra convaleciente), le dice que la lleve a través de Salamanca a través del puente y hacia Aldeatejada, que es ese pueblo que está detrás de la colina con los matorrales verdes. Y pone en camino a Pakenham probablemente a eso de las once en punto para moverse a esa posición y retomaré esa historia un poco más tarde, pero Marmont puede ver -la cita pienso que es de Foy- \”la multitud del ejército de Wellington\” y, por lo tanto, si puede ver a la gran mayoría de su ejército, ¿por qué sigue pensando que Wellington está tratando de escapar?
Es curioso que no tenga respuesta para ello. No sé por qué, pero obviamente está convencido de que Wellington está tratando de escapar. De repente… se ha energizado esta mañana y todos somos impulsivos, todos tomamos decisiones y que a veces miramos hacia atrás, pensamos que lo que hacemos no deberíamos haberlo hecho, subirse a un auto, conducir veinte millas para mirar algo que está en eBay o en cualquier otro sitio. Sabes, la publicidad que recibes de alguien, no la necesitas realmente y la compras porque sigues con la voluntad de comprarla. Por eso creo que Marmont está en uno de esos momentos y él decide que va a seguir moviendo a su infantería a lo largo y que Wellington está alejándose y tratando de escapar, pero de hecho todo el grueso del ejército está en esta posición y esto es lo que Foy dijo al respecto, recuerden que ahora no ha hablado a Marmont ya que Marmont vino por aquí, sin embargo:
“El Mariscal no tenía un plan definido. Pensó que el ejército inglés ya había desaparecido o al menos que iba a tomar una posición en las alturas de Tejadas en la orilla izquierda del río Zurguén [no se preocupen por eso, yendo hacia Ciudad Rodrigo]. Estuvo tentado de iniciar un ataque a la única división inglesa visible [era la 7ª división a primera hora de la mañana] con la que el fuego de escaramuzadores había comenzado. Estaba temiendo que la división pudiera estar fuera de su alcance, pero el fiero y viejo Lord Wellington estaba listo para dar batalla, ya que la mayor parte de su multitud se agrupaba detrás de la línea de las crestas y no mostraba nada en la cresta, menos sus intenciones que adivinamos, estaba esperando nuestros movimientos.\”

CONTINUARÁ…

– – – – – – o – – – – – – 

(1) – \”Teso\” y \”arapil\” son palabras que en la provincia de Salamanca se emplean para denominar ciertas formas del relieve, de aspecto tabular, modeladas sobre areniscas y conglomerados de edad paleógena que de forma discontinua fosilizan el viejo zócalo arrasado de la \”penillanura salmantina\” [2]

(2) – El obelisco fue construido bajo la iniciativa de la Infanta Isabel. El obelisco como monumento conmemorativo ya había sido utilizado en el siglo XIX en determinados conjuntos fruto de una cierta egiptomanía que se vive en muchas artes decorativas de la época. [5]

_________________________________________________________________________________
Nick Lipscombe MSc, FRHistS, es un historiador especializado en las Guerras Napoleónicas y, en particular, en la Guerra Peninsular. Ha escrito numerosos libros y artículos sobre asuntos relacionados con las guerras napoleónicas. Su primer libro, \”An Atlas and Concise Military History of the Peninsular War\” (Un Atlas y concisa historia militar de la guerra peninsular) se publicó en 2010 y fue seleccionado como el Libro del Año por el Daily Telegraph (Historia). Está reconocido como una autoridad mundial en las batallas y campos de batalla de la Península Ibérica y el sur de Francia. Trabaja actualmente en la confección de un nuevo Atlas, pero esta vez sobre los campos de batalla de la Guerra civil Inglesa.
Nick nació en 1958 en Angers (Francia) y sirvió durante treinta y cuatro años en el ejército británico, donde vivió un servicio operacional considerable. Fue galardonado con la estrella de bronce de Estados Unidos en 2006 (http://nick-lipscombe.net/).
_________________________________________________________________________________

Fuentes:

1) – \”Wellington in Spain. A Classic Peninsular War Tour\”. 12 a 19/09/2018 – Nick Lipscombe©, para \”The Cultural Experience\”

2) – \”Consideración acerca del significado geomorfológico de los \”Tesos\” y \”Arapiles\” del borde oriental de la penillanura salmantina entre Salamanca y Alba de Tormes\” – Angel Cabo Alonso y Julio Muñoz Jiménez, ERIA, 1987, pp. 127-138
3) – \”Salamanca 1812\” – Ian Fletcher, Osprey History, UK, 1997

5) – \”Los lugares de la historia\” – VV.AA, Colección Temas y perspectivas de la Historia, número 3, AJHIS, Salamanca, 2013

Imágenes:

a) – By Unknown – \”Batalha memoravel ganhada em 22 de Junho de 1812 pelo invensivel Marte Britanico S. Ex.ª o Snr Marechal General Lord Wellington Marquês de Torres Vedras &\” at Biblioteca Nacional de Portugal, Public Domain, https://commons.wikimedia.org
/w/index.php?curid=32430064
b) – http://www.maproom.org/00/13/present.php?m=0070
c) – https://www.ebay.es/itm/1872-WAR-MAP-BATTLEPLAN-CAMPAIGN-OF-SALAMANCA-1812-CAMZAL-ALBA-POLLOS-/161852411960 – THE OPERATIONS OF WAR EXPLAINED AND ILLUSTRATED – By Edward Bruce Hamley, Published by William Blackwood, London, 1872
d) – https://www.gettyimages.es/detail/fotograf%C3%ADa-de-noticias/history-enthusiasts-dressed-as-soldiers-take-fotograf%C3%ADa-de-noticias/157266132 (Michal Cizek/AFP/Getty Images)
e) -Imagen tomada de los paneles informativos en el Teso de San Miguel – Original en \”Uniforms of the Peninsular Wars 1807-1814\” – Philip Haythornthwaite y Michael Chappell, Arms and Armour, 1996

f)- Paneles informativos del campo de batalla de Los Arapiles.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s