Napoleón en Potsdam (1806). Sanssouci y los trofeos de Federico el Grande.

Un día después de la doble victoria de Jena y Auerstadt, Napoleón publicó un importante Decreto1 sobre las compensaciones de guerra y unos días después se dispuso a seguir a los cinco cuerpos de su ejército2 que marchaban en dirección a Postdam y Berlín, con su Guardia de unos 8.000 efectivos, acompañada por dos divisiones de coraceros, mandados por los generales D’Hautpoul y Nansouty, vía Naumburg (18/10), Merserburg (19/10) y Halle (20/10). El emperador llegó a Dessau, donde permaneció el 21 y 22 de octubre, porque estaba negociando allí un armisticio con el embajador de Prusia, el marqués Lucchesini. Napoleón salió de la siguiente ciudad, Wittemberg, en la tarde del día 23 para seguir su camino hasta Kropstädt.

Mientras tanto, en Potsdam sus ciudadanos se habían enterado de la severa derrota de las tropas prusianas. Las autoridades hicieron los preparativos para la temida ocupación de la ciudad y, sobre todo, se encargaron de la más que previsible demanda de suministro de alimentos y forraje3. La noche del 22 de octubre, una patrulla de húsares franceses llegó a Potsdam «para gran horror de los residentes» [1], quienes anunciaron la inminente llegada del ejército e inmediatamente exigieron forraje para 400 caballos. La ocupación real de Potsdam comenzó el viernes 24 de octubre de 1806. El mismo día, entre las 10 y las 11 de la mañana, también llegó el mismo Napoleón.

Una panorámica del Palacio de Sanssouci (1745-1747), desde los jardines inferiores, dispuestos en terrazas, el conocido Lustgarten, y una estatua de Hermes en primer plano a la izquierda (2007)

NAPOLEÓN EN POTSDAM

Napoleón llegó a Potsdam el viernes 24 de octubre, alrededor de las 10:30 de la mañana, y se quedó hasta el domingo 26 de octubre, sobre las 14:30 h. El clima por entonces era muy hermoso, incluso magnífico; el 1 de noviembre, escribió que durante toda la campaña, «(…) ni una sola gota había caído«. El emperador vivió en el Stadtschloss (el palacio de la ciudad) donde se hospedó dos veces. El rey prusiano había encargado al ayuda de cámara italiano -de habla francesa- Tamanti que se quedara a su cargo. Tamanti puede ser visto como un testigo ocular de muchos eventos dentro del palacio aunque no acompañó al emperador en sus caminatas por Potsdam y sus alrededores y su información sobre estos eventos es solo de segunda mano [1].

El Palacio de Potsdam en 1773, por Johann Friedrich Mayer (a)

Tamanti narra que a las once y media del 24 de octubre apareció el emperador Napoleón Bonaparte en la rampa del jardín de recreo del palacio de Potsdam en su caballo. «¿Entonces voy a vivir aquí?«, le preguntó al mariscal Duroc. «Si, señor«, respondió este último, «Su Majestad vivirá en las habitaciones que ha ocupado el emperador ruso«. El conde de Ségur había sido enviado por Napoleón a Potsdam el 24 de octubre y se quedó allí temporalmente en las habitaciones de Federico El Grande en esa residencia real. Como Sanssouci estaba bastante lejos, todas las habitaciones de Federico en el palacio de la ciudad tuvieron que abrirse para la inspección de Napoleón. La Guardia, que vendría después, debía proteger el palacio que le había sido asignado de la forma habitual a cuando el rey prusiano estaba presente. Las habitaciones que Napoleón pretendía para sus dependencias eran obviamente accesibles desde el salón de mármol. Estas incluían la llamada Habitación Amarilla y un dormitorio con la misma cama en la que el Emperador de Rusia ya había dormido. La presencia del zar aparentemente dio que pensar bastante a Napoleón, así como la de los monarcas prusianos, y más concretamente la Reina:

«C’est de ce moment que la Reine (= Luisa) a quitté le soin de ses affaires íntérieures et les graves occupations de la toilette pour se mêler des affaires d’état, influencer le Roí (= Federico Guillermo III), y susciter partout ce feu dont elle était possédée.»

Después de que el emperador, tal vez en el salón de mármol, hubiera traído algunas mesas adicionales para extender los mapas, pidió el desayuno alrededor del mediodía, que compartió con Jérôme y Murat. Mientras tanto, la Guardia Imperial ya había llegado y un mensajero enviado por Tamanti les mostró las dos guardias principales, marcharon por el portal en el Lustgarten y ocuparon las dos guardias principales y el salón de mármol cercano. Según Tamanti, los altos mandos militares estaban en las habitaciones privadas de Napoleón y en otras habitaciones disponibles como la llamada Habitación Azul, cerca del departamento de Napoleón. La mesa de Federico estaba en la tercera habitación. Napoleón la miró y preguntó si se habían realizado cambios en el apartamento después de la muerte de Frederick. Tamanti respondió que ni Federico Guillermo II ni su sucesor habían realizado cambios. Entonces Napoleón dijo: «Este apartamento merece permanecer sin cambios como recuerdo«.

LOS TROFEOS Y SUS ORIGENES

Mientras inspeccionaba la habitación anterior, el emperador hizo la trascendental pregunta: «¿Qué tipo de espada es esta que está sobre la mesa para nosotros?» Tamanti respondió que en realidad era la espada del gran rey, como un traje de regimiento decorado en la misma habitación – que en la huida se habían olvidado de ocultarlo. Dado que la espada era conocida por algunos de los oficiales franceses presentes durante muchos años, preguntaron por ella, Tamanti explicó su pequeñez diciendo que era solo una espada provisional y que la medalla del Águila Negra junto a ella fue usada por el rey solo ocasionalmente. Cuando el emperador le preguntó si Federico había llevado una espada tan pequeña, Tamanti respondió afirmativamente. Entonces Napoleón tomó la espada en la mano y se la mostró a sus generales. Luego pronunció las palabras sobre la espada y su dueño que quedarían para la historia4:

«Si el rey que portaba esta espada aún estuviera vivo, no estaríamos aquí».

No hay duda de que una de las espadas de Federico y varios otros recuerdos fueron enviados a París por Napoleón. Allí, después de algunos retrasos, los trofeos terminaron en el Hôtel des Invalides, que Napoleón había designado para su custodia. Según el testigo Tamanti, la espada y la cinta estaban en el palacio de la ciudad de Postdam. Se dice que la banda «extraída» se mantuvo allí, mientras que el origen de los otros trofeos (collares de anillos, banderas de los Guardias de la Guerra de los Siete Años) no está claro. El 18º Boletín tampoco contiene ninguna indicación del origen, sino que simplemente dice:

«L’Empereur a fait présent à l’Hôtel des Invalides de Paris de l’épée de Frédéric, de son cordon de l’Aigle Noire, de sa ceinture de général, ainsi que des drapeaux que portait sa Garde dans la guerre de Sept Ans. Les vieux invalides de l’armée de Hanovre accueilleront avec un respect religieux tout ce qui a appartenu à un des premiers capitaines dont l’histoire conservera le souvenir.«

La formula “drapeaux que portait sa Garde” solo puede referirse a la Guardia de Federico, cuyas banderas se conservaron para honrar su memoria. Aunque Napoleón estaba muy interesado en los dos trofeos guardados en el palacio de la ciudad, pero el testigo Tamanti no menciona una posible remoción, la orden correspondiente, tal vez recibida, no se habría emitido hasta más tarde.

NAPOLEÓN EMPERADOR DE LOS FRANCESES habiendo encontrado en el Castillo de Potsdam la espada del Gran Federico, su cinturón de general, su cordón del Águila Negra y su alzacuello. saisit l’épée, le cordon de l’Aigle-Noir et l’écharpe du roi, qui étaient disposés sur le cercueil. J’aime mieux cela, dit-il, que vingt million et je les enverrai à mes vieux soldats de la guerre de Hanovre. J’en ferai presente au Gouverneur des Invalides et cela restera à l’hotel.«5

Napoleón también visitó la tumba de Federico el Grande en la cripta de la Garnisonkirche (Iglesia de la Guarnición), momento que ha sido reproducido por multitud de artistas. Si Napoleón, y es bastante concebible, solo descubrió las banderas de la Guardia en la Garnisonkirche, la instrucción correspondiente para la confiscación y el paradero de este trofeo se emitió en la noche del 26 de octubre. Las banderas de la Guardia de Federico recién mencionadas no deben confundirse con las 340 banderas y estandartes que fueron capturados a las tropas prusianas después del 14 de octubre de 1806.

Napoleón en la tumba de Federico el Grande (1978), 100 mm, obra del gran Sheperd Paine. (b)
«Napoleon meditando ante la tumba de Federico II de Prusia 
en la cripta de la Garnisonkirche en Potsdam» (c)
Napoleón en la tumba del gran Federico, por Bombled. (d)
Garnisonkirche (Iglesia de la Guarnicion).- La Iglesia fue construida en 1731-1736 por Johann Philipp Gerlach siguiendo las instrucciones del rey Federico Guillermo I. La Iglesia mantuvo los estandartes de las unidades del ejército alemán que participaron en las batallas contra Napoleón, así como en las guerras de 1864, 1866 y 1870-1871. El 21 de marzo de 1933 Hitler hizo aquí un discurso a su llegada al poder. Durante la guerra, la Iglesia sufrió bombardeos, pero aún era adecuada para la restauración. Sin embargo, los líderes del régimen establecido en el país con el falso pretexto de que la Iglesia podría ser utilizada como un símbolo del nazismo, ordenaron la destrucción de la Iglesia y el 23 de junio de 1968 fue destruida.(e)

Cuando Tamanti respondió a la pregunta de Napoleón sobre si el Palacio Nuevo y Sanssouci estaban lejos, Napoleon dijo que todavía le gustaría ver ambos castillos ese mismo día, aunque Tamanti no dice una palabra sobre visitar los dos palacios mencionados. En Sanssouci Napoleón siguió las explicaciones del responsable del palacio de Sanssouci y de su Palacio Japonés, el Sr. Droz que también hablaba francés con fluidez y se concentró en la visita a las habitaciones de Federico con mucha atención.

EL PALACIO DE SANSSOUCI

Retrato de Federico el Grande, 
por Camphausen. (f)

Ningún otro palacio está tan estrechamente relacionado con la personalidad de Federico el Grande como Sanssouci. El nombre Sanssouci, «sin preocupaciones», debe entenderse como el deseo principal y el leitmotiv del rey, porque este era el lugar donde con preferencia prefería retirarse en compañía de sus perros.

La residencia de verano del rey fue en última instancia su lugar y santuario favorito en tiempos difíciles. La ubicación del palacio junto a sus conocidas terrazas de viñedos y la decoración interior del siglo XVIII, originalmente conservada, permiten a los visitantes adentrarse en el mundo del «filósofo de Sanssouci«. Los interiores se caracterizan por su elegancia y elegantes muestras de grandeza.

También son una clara expresión del amor del rey por los hermosos alrededores: su «Arcadia prusiana». La magnífica Pinacoteca y el Palacio de las Nuevas Cámaras también pertenecen al conjunto que forma el Palacio de Sanssouci.

Es de notar que el rey deseaba ser enterrado en una cripta en la terraza más alta de la viña. Incluso en la muerte, quería estar cerca de su amado Sanssouci. Su deseo fue concedido, aunque no hasta su nuevo entierro allí en 1991. La tumba de Federico el Grande se encuentra en la terraza más alta. [6]

El Palacio Nuevo (1763-1769), en Sanssouci (2007).

Parece ser que la visita a Sanssouci impresionó al Emperador[1], y envió unos dibujos de la misma a Josefina. Se han transmitido dos comentarios del propio Napoleón sobre su visita:

(1) Je ne pus me défendre d’un sentiment bien difficile à dépeindre, en montant les marches du palais de Frédéric, y en visitant a Sans-Souci tous les lieux immortalisés par le grand roi. II avait résisté sept ans à la moitié de l’Europe; en quinze jours sa monarchie était tombée devant nos aigles » [1]

El siguiente comentario de Napoleón, extraído de los Boletines, es menos enfático, habla de sí mismo en tercera persona:

(2) «Dans la soirée (du 24, I. M.) il est allé visiter le nouveau palais, Sans-Souci et toutes les positions qui environnent Potsdam. Il a trouvé la situation et la distribution du château de Sans-Souci agréable. Il est resté quelque temps dans la chambre du grand Frédéric, qui se trouve tendue et meublée telle qu’elle l’était à sa mort »

Asimismo, el emperador francés escribió sobre su visita a la biblioteca en Sanssouci:

«Ma surprise fut extrême, en y trouvant aussi le hausse-col, l’épée, la ceinture et le grand cordon de ses ordres, qu’il avait portés pendant la guerre de sept ans. Des pareils trophées valaient cent drapeaux et leur oubli attestait le désordre et la stupeur, qui régnaient dans toute la Prusse au bruit de la catastrophe, dont l’armée venait d’être frappée. Je les envoyai aussitôt a Paris, pour être déposés aux lnvalides» 

«Napoleón ante el busto de Federico el Grande», por R. Caton Woodwille. (g)
El Palacio de Sanssouci es puesto bajo la salvaguardia Imperial. La Orden
firmada por el mayor general Berthier el 22 de noviembre de 1806. (h)
Las dependencias de la biblioteca de la Universidad, enfrente del Palacio Nuevo (2007)
Letrero informativo en una de las entradas al recinto del Parque de 
Sansssouci (2007), de poco más de 300 hectáreas de extensión.
El estanque circular con surtidor central frente al Palacio de Sannssouci (2007).
Federico Guillermo I originalmente encargó la construcción del Barrio Holandés para atraer trabajadores cualificados de los Países Bajos. Se necesitaba un gran número de artesanos bien adiestrados para ayudar a la expansión de Potsdam, que en ese momento era en gran parte una ciudad de guarnición. La escasez de trabajadores significó que muchos artesanos fueran contratados fuera de Prusia, incluidos los Países Bajos. Para atraer inmigrantes potenciales, se ofreció a los trabajadores un hogar y contratos de trabajo atractivos. El resultado fue la creación del Barrio Nuevo, que fue construido por el arquitecto holandés Jan Bouman entre 1732 y 1742. La zona también atrajo a familias de militares, así como a artistas y artesanos franceses y alemanes. [8]

EPILOGO

Napoleón parecía por tanto haber estado obsesionado por el recuerdo de las victorias de Federico el Grande. De modo que no solo los tesoros artísticos sino también los objetos personales que poseía el rey fueron llevados a Francia por el «comisionado de arte saqueado» de Napoleón, Dominique Vivant Denon. Allí encontraron su lugar en el Hôtel des Invalides. Los veteranos de guerra se comprometieron a protegerlos fielmente. 

En octubre de 2007, los objetos capturados se mostraron en una exposición de trofeos en el Louvre. También se exhibió un busto de Napoleón, enmarcado por dos estatuas de la Victoria de Sanssouci. 

No se llevó a cabo un gran monumento de la victoria planeado por Napoleón, para el cual, además de la Cuadriga que se trajo desde la Puerta de Brandenburgo en Berlín, se debía utilizar la espada de Federico el Grande, entre otros, como un detalle. «The Residenzstadt Potsdam«, en 1933, escribió que los objetos secuestrados en 1806 fueron «devueltos gloriosamente» ocho años después de la derrota de Napoleón. Sin embargo, esto no se aplica a la espada de Potsdam y a los otros objetos personales de Federico traídos del palacio de la ciudad, según el historiador Thomas Biskup. El personal de los Invalidos los sacaría de la ciudad cuando las tropas aliadas entraron en París y los llevaron a un escondite seguro en Orleans. Dado que las carreteras principales ya estaban bloqueadas por tropas de la coalición, esto ya no era posible. El gobernador de los Invalidos prendió fuego al botín en la noche del 30 de marzo de 1814 y arrojó los restos al Sena. La espada de Federico de Potsdam también se perdió.

Se le preguntó a Biskup cómo habrían reaccionado los prusianos victoriosos ante esto. Explicó que hubo una investigación judicial, pero no llegó a ningún lado. Para la familia real prusiana, la espada de Federico era de poca importancia. Su principal preocupación era recuperar la Cuádriga de la Victoria y otros objetos de arte de alta calidad. Las negociaciones que tuvieron lugar con los Borbones, en concreto con Luis XVIII, restauraron sus derechos, pero fue un asunto complicado y no se pudieron completar con éxito hasta 1815. [2]

– – – – – – o – – – – – –

1El Decreto en cuestión imponía al bando perdedor una contribución extraordinaria de guerra a todos los estados aliados con Prusia. Del total de 159.425 millones de francos, Prúsia tuvo que pagar 100 millones. [1]

2Davout (III Cuerpo de ejército) el vencedor de Auerstadt, salió de Jena el 17 de octubre para acercarse a la capital prusiana, vía Leipzig y Wittenberg. También el 17 de octubre, Lannes (5º Cuerpo) partió de Jena, cruzó el Elba cerca de Dessau y se dirigió a Postdam, donde llegó el día 24. El 18 de octubre, Augereau (7º Cuerpo) salió de Jena para seguir a Davout hacia Berlín a través de Halle y Dessau. El mismo día, Murat, Gran Duque de Berg, con tres regimientos de caballería ligera debía ir hacia Magdeburgo, cruzar el Elba cerca de Wittenberg y marchar hacia Charlottenburg, a donde llegó el 24 de octubre. Mientras que se suponía que Bernadotte (1er Cuerpo) penetraría en Kurmark a través de Brandeburgo, Soult (4º Cuerpo) tuvo que ocupar Altmark y Ney (6º Cuerpo) tuvo que sitiar Magdeburgo. Aunque la campaña no siempre salió según lo planeado, varios cuerpos de ejército se levantaron «ante portas» en la capital prusiana el 24 de octubre. [1]

3Probablemente después de la reunión con Davout y Savary, los emisarios Hesse y Tam de Treuenbrietzen enviaron tres mensajes de aviso a Potsdam: al menos 1.000 oficiales, casi todo el Estado Mayor, se alojarían en Potsdam; 60.000 hombres que debían «bivaquear» (durante un período de tiempo más corto) serían atendidos y provistos de forraje; inmediatamente, 12 caballos de montar estarían listos para el personal del mariscal. Cuando las dos de la tarde del 23 de octubre regresaron a Potsdam, trajeron las siguientes solicitudes que Davout había hecho para Berlín y Postdam: 60-80.000 porciones de pan, 200-300.000 botellas de vino, forraje para 15.000 caballos, que se entregarían diariamente, durante unos 15-20 días. [1]

4El historiador Thomas Biskup, que enseña en la Universidad de Hull (Inglaterra), cree que fue poco probable que la pronunciara. En una conferencia titulada «Napoleón y Friedrich» en la Casa de la Historia Brandeburgo-Prusiana (HBPG), señaló que esa frase no aparece en los boletines de guerra detallados ni en las memorias de los líderes militares napoleónicos. Por otro lado, el ayuda de cámara Tamanti, que se puso a disposición de Napoleón en Potsdam, menciona precisamente esta declaración en su informe conmemorativo. [2]

5Esta declaración indocumentada de Lacour-Gayet se basa en un argumento equivocado de la pretación del 19º Boletín, en el que la Iglesia de la Guarnición no se menciona en absoluto. Napoleón encontró un desorden general en los palacios prusianos:»de manière qu’on a trouvé à Potsdam l’épée du grand Frédéric, la ceinture de général qu’il portait pendant la guerre de Sept Ans et son cordon de l’Aigle-Noir. L’Empereur s’est saisi de ces trophées avec empressement et a dit: «J’aime mieux cela que vingt millions»». La diferencia que cambia completamente el significado radica en la adición «à Potsdam«. La denominación de origen incorrecta se basa en la interpretación errónea de una palabra de Napoleón. Otro autor que recientemente comentó sobre este problema ha dejado abiertas ambas opciones y evita una decisión porque escribe: “Après avoir médité plusieurs minutes en silence, il (=Napoléon) saisit quelques trophes, sur la tombe selon certaines sources, dans le palais selon d’autres». [1]


Fuentes:

1) – https://journals.ub.uni-heidelberg.de/index.php/fr/article/view/45699 / Sobre parte de un escrito del historiador alemán Ilja Mieck.
2) – https://www.pnn.de/potsdam/friedrichs-potsdamer-degen-von-napoleon-wurde-er-1806-aus-potsdam-entfuehrt/21990924.html
3) – https://www.spsg.de/en/palaces-gardens/object/sanssouci-palace/
4) – http://www.lexikus.de/bibliothek/NAPOLEON-AND-THE-QUEEN-OF-PRUSSIA/BOOK-I/CHAPTER-VIII-NAPOLEON-IN-POTSDAM 
5) – https://www.waymarking.com/waymarks/WMZV8Q_Napoleon_at_the_Garrison_Church_Potsdam_Germany
6) – https://artsandculture.google.com/partner/schloss-sanssouci
7) – «Adress-Kalender der Königlich-Preußischen Residenzstädte Berlin und Potsdam …», Berlín, 1803
8) – http://www.potsdam-park-sanssouci.de/Dutch-Quarter.html

Imagenes:

a) – By Johann Friedrich Meyer (1728–1789) – Hans-Joachim Giersberg: Das Potsdamer Stadtschloss. S. 116, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2023058
b) – http://www.boxdioramas.com/sheperd-paine
c)- C. 1810 downloaded from PBS LearningMedia, http://www.pbslearningmedia.org. The rights to use this asset expires on 12/31/2099. This work is out of copyright, with photographic rights held by the Bridgeman Art Library.
d) – https://static.greatbigcanvas.com/images/singlecanvas_thick_none/everett-collection/napoleon-at-the-tomb-of-frederick-ii-of-prussia-in-potsdam-in-1806-by-louis-bombled,2384015.jpg
e) – By Vitold Muratov -scan, digitalisation,cropping – nach einem Gemälde C.G. Adolf,1827, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=79261289
f) – ⓒ SPSG, Foto: Roland Handrick – https://g.co/arts/xv2PeDjYofGbcTMN6
g) – https://i.ebayimg.com/images/g/wQ0AAOSwo-ldTTwI/s-l1600.jpg
h) – By Napoleon Bonaparte – Self-scanned, Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1539916
i) – Fotografías del autor.

Exposición: Napoleón Estratega – Musée de l’Armée, 2018 (I)

Tiempo de lectura: 35 minutos

«Alejandro Magno, César, Anibal, Turena, Federico II… A esta lista de grandes capitanes, Napoleón Bonaparte quería agregar su propio nombre. Su carrera la desarrolló a medida que el estratega lidera la campaña, dominando la información para implementar, de la manera más efectiva posible, las decisiones que lidera de principio a fin.

La claridad de pensamiento, la organización, la velocidad de movimiento, adaptación, sorpresa… es debido a estas cualidades, desarrolladas en el campo de batalla, el general Bonaparte, reveló a Europa en su primera temporada, se convirtió en el emperador Napoleón. También es gracias a ellos que asumió al mismo tiempo tres roles muy diferentes, liderando hombres, ejércitos y el estado juntos.

Entra en la mente del estratega de Napoleón: sigue su entrenamiento, entiende sus métodos, analiza sus fortalezas y debilidades, descubre su influencia y su legado. ¡Acércate a Napoleón, a quien muchos de sus contemporáneos pensaron que era «el dios de la guerra en persona»!”

[Napoléon Stratège, 6 Abril-22 Julio de 2018, Musée de l’Armée-Invalides]

Seguro que muchos de vosotros tuvisteis la suerte de visitarla, pero para todos aquellos que no pudieron, un recorrido por esta más que recomendable exposición sobre Napoleón, con abundancia de fondos de varios museos (Musée de l’Armée, Louvre, Versailles, Carnavalet, Deutsches Historisches Museum, etc.) y comentarios de especialistas en la materia (Lentz, Leggiere, Forrest, etc) que resumiremos en cuatro entregas.

EXPOSICIÓN: NAPOLEÓN ESTRATEGA 

“La presencia del general es indispensable; es la cabeza, es el todo de un ejército: no fue el ejército romano el que sometió la Galia, sino César; no fue el ejército cartaginés que hizo temblar la República a las puertas de Roma, sino Aníbal; no fue el ejército macedonio el que llegó al Indo, sino Alejandro; no fue el ejército francés el que llevó la guerra al Weser y al Inn, sino Turena; no fue el ejército prusiano que defendió siete años a Prusia contra las tres potencias más grandes de Europa, sino Federico El Grande”.  Napoleón, Memorias.

Henry de La Tour d’Auvergne, vizconde de Turena
(1611 -1675)
Mariscal de Francia
Jean-Jacques Flatters (1786-1845)
Versalles, museo nacional de los castillos de Versalles y del Trianón

Maurice de Saxe
Mariscal de Francia
Pierre Cartellier (1757-1831)
1800-1802
Versalles, museo nacional de los castillos de Versalles y del Trianón

“De todos los generales que me han precedido, y puede ser que me sigan, el más grande de todos es Turena”Napoleón, citado por O’Meara, Napoleón en el exilio

Esta obra fue ejecutada a demanda de Napoleón para la Galería de los cónsules del Palacio de las Tullerías. Construido en 1802, este espacio albergó los bustos de veintidós grandes figuras de la historia antigua y moderna, principalmente de políticos (Demóstenes, Sully, Montesquieu, Washington…) y de jefes militares (César, Aníbal, Marlborough…). Esta antología se concluyó con la presentación de efigies de grandes hombres de la Revolución, que también fueron generales – Marceau, Desaix, Kléber, Hoche- o políticos, como Mirabeau.

La carrera de Napoleón Bonaparte empezó en una época de agitación militar. La Guerra de los Siete años (1756-1763) y la derrota del ejército de Luis XV llevaron a profundas reformas en la organización y las técnicas. Las reflexiones teóricas también estaban en plena evolución.

A partir de 1793, la Francia revolucionaria estaba en guerra con la mayor parte de Europa. Las tropas se movilizaron en masa. La fabricación de armamento se intensificó, formando catorce ejércitos alcanzando unos niveles de efectivos inéditos.

Un simple oficial de artillería en 1793, Bonaparte asimiló los cambios en el arte de la guerra. En Tolón, en Italia, en Egipto, puso en práctica con una pericia raramente vista. Su enfoque innovador de la guerra lo diferenció de los demás. Rápidamente se abrió camino a lo más alto de la jerarquía militar antes de alcanzar el poder: el golpe de estado del 18-19 de Brumario del año VIII (9-10 noviembre de 1799) lo convirtió en Primer Cónsul, mientras conservaba su papel de general y líder político y militar de la República.

01. LA GÉNESIS DE UN ESTRATEGA

Esta exposición te propone (re)descubrir un célebre estratega* Napoleón I (1769-1821)

* Estratega: el que prepara, organiza, coordina y dirige una operación militar con miras a obtener un objetivo político. 

PRIMER CÓNSUL (1799-1804)

En 1799 como consecuencia de un golpe de estado (toma del poder por la fuerza) el Consulado (1799-1804), dirigido por tres cónsules, sucede al Directorio. Napoleón Bonaparte es el primer cónsul. En tanto que hombre político y jefe militar quiso traer la paz poniendo fin a los problemas de la Revolución Francesa.

EMPERADOR DE LOS FRANCESES (1804-1815)

En 1804, Napoleón es consagrado emperador de los franceses. Él es a la vez el político más poderoso del país y el jefe del ejército Imperial. Quiere extender la influencia de Francia y su poder en Europa formando alianzas (acuerdos) con otros países o dominándolos militarmente.

NAPOLEÓN, TRES VECES JEFE

01. Uniforme de general de división

Napoleón acumula las funciones de jefe de Estado, de comandante en jefe de los ejércitos y de general en jefe en el campo de batalla. Primer Cónsul (1799-1804), después emperador de los franceses (1804-1815), dirige el país, promulga las leyes y define la política exterior de Francia. Manda el ejército que organiza, equipa y entrena según sus ideas. Dispone de plena libertad de acción para conducir la guerra o negociar la paz. Fija, tanto para los generales como para los diplomáticos, objetivos que sirvan mejor a sus intereses políticos. En campaña, es él quien dirige al ejército. Este perfil atípico le convierte en un estratega de excepción y sirve en gran medida a su éxito militar.

Así vestido, como todos los otros generales de su tiempo, el joven general Bonaparte se distinguió a la cabeza de sus tropas en Egipto (1798-1799), y en Italia (1800). Convertido en emperador de los franceses y rey de Italia, prefirió entonces otros conjuntos más distintivos. Sin embargo, llevó el atuendo de general por última vez en 1805, para una fiesta conmemorativa ofrecida en conmemoración de la batalla de Marengo (14 de junio de 1800).

02. Sombrero bicornio

Al mismo tiempo que abandona el uniforme del general de división, Bonaparte adopta un sombrero bicornio de vestimenta civil sin trenzas ni plumas. Crea una silueta única, reconocible entre otras. De todos sus sombreros característicos, este es el más antiguo que se conserva.

03. Sable dedicado al primer cónsul

Con su estilo oriental y el lujo de su ornamentación, este lujoso sable corresponde a las armas, no reglamentarias, utilizadas por los oficiales generales al final del Directorio y al comienzo del Consulado.

04. Catalejo

Este catalejo de fabricación inglesa fue utilizado por el general Bonaparte durante la campaña de Egipto (1795-1799). El objeto es un testimonio de su voluntad de disponer siempre del mejor material. En esta época, en efecto, la calidad de los instrumentos ópticos fabricados en Londres era reconocida como muy superior a la de los instrumentos franceses.

Napoleón I en uniforme de coronel de los cazadores a caballo de la Guardia Imperial.
Robert Lefevre (1756-1830)
1809
Paris, museo Carnavalet

El Emperador se para frente a una de las sillas del trono diseñadas por Percier y Fontaine. Vestido con el uniforme de coronel de cazadores de la Guardia Imperial, armado con una de sus famosas espadas de servicio, parece haber sido sorprendido, brújula en mano, en plena preparación de una campaña. El tema de los mapas marca sus ambiciones. Debajo hay un mapa de Alemania; en el medio, leemos furtivamente «Italia», finalmente, arriba, el mapa centrado en el Mediterráneo cubre Europa Occidental. Entre el uniforme, las cartas y el trono, la naturaleza militar del poder está claramente indicada: el estratega es el amo de Europa.

Bonaparte, Primer Cónsul.

Antoine-Jean Gros (1771-1835)

1802

Paris, museo nacional de la Legión de Honor y de las órdenes de caballería

Bonaparte posa con el traje de los cónsules de la República, pues el mismo nombre evoca el sistema político de la antigua Roma. En su costado usa una espada decorada del Regente, el más famoso de los diamantes de la Corona. Señala una lista de los principales acontecimientos de la Revolución y el Consulado de los que es autor, incluida la paz de Campoformio (18 de octubre de 1797), Lunéville (9 de febrero de 1801) y Amiens (25-27 de marzo de 1802), que concluyen sus campañas militares en Italia y Egipto. Así aparece como jefe de estado, heredero de los antiguas potencias de Roma y la Monarquía, legitimado por sus victorias y aún más por la paz que trajeron.

IMAGEN DE ESTRATEGA: DE LA CABEZA A LOS PIES

“Observa los dos retratos de Napoleón situados cerca de este panel. He aquí algunas claves de lectura” 

01. Napoleón Bonaparte viste el uniforme rojo de los cónsules de la República. Una bandolera de oro cruza su torso para sostener la espada, por entonces símbolo de mando. Agarra firmemente su par de guantes. Evoca al hombre de acción y le da una imagen dinámica.

02. Napoleón I lleva un uniforme que parece al de los soldados de su Guardia. Muestra así que está próximo a ellos. La silla posterior está decorada con una “N” acabada con una corona evocando que es ese momento el emperador de los franceses.

03. El emperador señala los mapas de Europa que evocan sus conquistas y su papel de estratega. Ha posado con un par de guantes así como su célebre bicornio adornado con la escarapela azul, blanca y roja.

04. El Primer Cónsul se refiere a los tratados de paz (objetivo político) que siguen a las victorias militares.

05. El Emperador lleva varias condecoraciones, especialmente la Legión de Honor que ha creado para recompensar a los civiles y militares merecedores a ella y que puedan servir de modelo a la sociedad.

LA HERENCIA. LOS FUNDAMENTOS DEL GRAN EJÉRCITO

Bonaparte comienza su carrera de oficial bajo el reinado de Luis XVI (1774-1792) y la prosigue bajo la Revolución (1789-1799). En esta época, el ejército francés que se distingue en la guerra de la Independencia americana (1778-1781) está considerado como una de las mejores de Europa. Dispone de un armamento de calidad, compuesto del fusil de pedernal modelo 1777 y, sobre todo, de un novedoso sistema de artillería, el sistema Gribeauval. Con las guerras de la Revolución, Francia moviliza nuevos recursos humanos. La leva en masa, después la conscripción, establecida en 1798, permiten alinear efectivos inigualables y de formar las bases del ejército nacional. En 1799, con la toma del poder por Napoleón, dispone de un ejército numeroso y victorioso, compuesto de veteranos galvanizados con las ideas de la Revolución Francesa.

Cañón de campaña de 4 libras y cajón de municiones de campaña del sistema Gribeauval.

Escala 1/5, Francia, siglo XIX

Al final del siglo XVIII, la artillería francesa es una de las mejores de Europa. Artillero de formación, Bonaparte sabe utilizarla sabiamente. Móvil, la artillería puede posicionarse en el lugar más apropiado lo que confiere al ejército francés una potencia de fuego a menudo superior a la de sus enemigos. A partir de 1810, la artillería de los coaligados, principalmente británica, alcanza y después supera a la artillería francesa.

Sables de caballería

En el combate, los jinetes utilizan su arma de fuego (fusil o mosquetón) antes de desenvainar la espada, cuando el enfrentamiento se convierte en combate cuerpo a cuerpo. La forma del sable difiere según su uso: hoja recta para perforar a plena velocidad de la carga; hoja curva para cortar en el combate de escaramuza.

04. Sable de caballería y de dragones, variante del modelo 1783 (hacia 1792-1801)

05. Sable de cazador a caballo, modelo 1790 (hacia 1790-1799)

06. Sable de dragón, modelo 1796 (hacia 1796-1801)

Sables de infantería

El sable de infantería se denomina “briquet” debido a la semejanza de su guardia con los mecheros de la época. A finales del siglo XVIII, es característico dela equipación de los suboficiales y las compañías de granaderos y cazadores. Pero la principal arma del soldado de infantería es el fusil y su bayoneta. El sable es especialmente una herramienta utilizada en el trabajo del vivaque.

07 . Sable briquet de infantería, modelo 1767 (1767-1815)

08. Sable “a la Montmorency” de granadero (1789-1799)

09. Sable “a la Montmorency” (1787-1815)

Estos sables, no reglamentarios, son apreciados por los oficiales y de todos aquellos que tengan medios tanto en la Guardia nacional como en los batallones de voluntarios. Su amplia guardia se usa para mostrar símbolos patriótico.

10. Sable de funcionario civil en los ejércitos (1792-1795)

Este tipo de arma puede identificar fácilmente un comisario del pueblo en el ejército. Enviados por el gobierno a los teatros de operaciones tienen la misión de controlar el empleo de las fuerzas armadas.

11. Sable habiendo pertenecido a Joseph Biston (1789-1799)

Joseph Biston fue administrador general de los hospitales a largo de las guerras de la Revolución.

Grupo de soldados

Benjamin Zix (1772-1811)

Hacia 1791-1795

Museos de Estrasburgo – Gabinete de estampas y diseños.

Los soldados preguntan el camino a un civil. Su atuendo descuidado y desparejado ofrece una imagen edificante de los ejércitos de la joven República. Durante algunos años, los nuevos conscriptos vestidos de azul, como aquí, se codearon con veteranos que todavía usaban el uniforme blanco del ejército del Rey.

Patrulla de la Guardia nacional
Tobías Gimbel (1756 – 1829)
1797
Museos de Estrasburgo –
Museo historique

Reclutados entre los ciudadanos activos, las guardias nacionales de las ciudades tienen la tarea de mantener el orden local. Aunque no luchan fuera de las fronteras, participan en el proceso de militarización de la sociedad, perceptible desde el comienzo de la Revolución Francesa.

El alistamiento de los voluntarios o La patria en peligro

Guillaume Guillon-Lethière (1760-1832)

1799

Vizille, museo de la Revolución Francesa, Dominio de Vizille

En marzo de 1793, puesto en problemas por Austria y Prusia, el gobierno revolucionario proclama “La Patria en peligro” y leva 300.000 hombres, sobre 28 millones de habitantes. En 1798-1799, una segunda coalición inflige a los franceses nuevos reveses. La ley Jourdan de 5 de septiembre de 1798, amplia la conscripción: “todo francés es soldado y se debe a defender la patria”.

02. NAPOLEÓN EN LA ESCUELA

A tu alrededor, puedes ver libros, un escritorio… Imagina que estás en la escuela de una escuela militar con el joven Napoleón Bonaparte. A la edad de 10 años, estudió en una escuela militar para convertirse en un oficial de artillería, es decir, un comandante que lideraba a los soldados que combatían con equipo de artillería, especialmente cañones. Al igual que otros estudiantes, toma cursos de matemáticas, historia, geografía, fortificaciones, latín, alemán, italiano, dibujo, equitación, esgrima y danza. Le encanta leer libros sobre los grandes señores de la guerra del pasado, como Alejandro Magno. A la edad de 16 años, obtiene su certificado de caballero-cadete* y toma su primer destino en un regimiento del ejército del rey. Dos de sus diplomas se presentan en la ventana cerca de este panel. Están firmados por el Rey de Francia, Luis XVI.

CABALLERO-CADETE

Este término designa un joven noble que, después de haber obtenido un brevete (diploma), sirve en el ejército del rey de Francia, primero como simple soldado y luego como oficial. Observa las ilustraciones situadas encima de los brevetes. Permiten a los alumnos aprender a transportar el material de artillería y las maniobras para cargar un cañón.

Artilleros e impedimenta del ejército (1790-1795) © Biblioteca nacional de Francia

01. El camión pesado es remolcado por 4 caballos conducido por un civil pagado por el ejército para transportar el material.

02. El carro contiene pólvora negra (explosiva), balas de cañón, rifles que terminan con un punta llamada bayoneta, herramientas, comida para hombres y caballos.

03. El tambor se usa para transmitir órdenes en el campo de batalla. Es transportado en el carro para descargar al soldado durante la marcha.

Mobiliario de la habitación de Bonaparte en Auxonne
Siglo XIX
Paris, museo del Ejército

Asignado al regimiento de La Fère, establecido en Auxonne (Côte-d’Or), el teniente Bonaparte permaneció allí desde junio de 1788 hasta agosto de 1789. Regresó en febrero de 1791. Este mobiliario estaría en la habitación que ocupaba. En junio de 1791, nombrado teniente primero, se unió al 4º regimiento de artillería en Valence.

02. Relación de Bonaparte al ministro de la Guerra concerniente al ataque a Toulon y los medios que permitirán el asedio de la ciudad, principalmente con el apoyo de la artillería.

Napoleón Bonaparte (1869-1821)

24 Brumario año II – (14 de noviembre 1793)

Vincennes, Servicio histórico de la Defensa. Cuartel general de fortificaciones

El capitán Bonaparte, comandante de la artillería, no se entiende con Carteaux. En la esperanza de ser escuchado, envía directamente al ministro su plan para retomar la villa.

04. Artilleros e impedimenta del ejército
Paul André Basset
1793-1799 y 1790-1795
Paris, Biblioteca nacional de Francia –
departamento de estampas y de fotografía

Destinadas a los artilleros, estas planchas de instrucción explican las diferentes etapas de carga de un cañón, así como se provee una pieza de artillería de suministros y municiones.

Enseñanza de la técnica

En el siglo XVIII, las obras tratando del arte de la guerra se acompañaban de planchas explicativas que permitían al lector comprender las formaciones y las maniobras del ejército.

LAS EXPERIENCIAS PRECOCES Y VARIADAS

En 1793, a partir del asedio de Toulon, el capitán Bonaparte es destacado por su plan de ataque que contribuye a la victoria. En 1796-1797, enviado a la cabeza de 45.000 hombres del ejército francés de Italia, consigue brillantes victorias, marcha sobre Viena e impone la paz de Campo Formio a los austriacos, sin consultar al gobierno. Sobre el general aparece el hombre político.

En mayo de 1798, el general Bonaparte toma el mando de una expedición militar y científica destinada a conquistar Egipto. Las tropas francesas entablan una serie de combates que llevan a Bonaparte al Cairo. En el transcurso de un año, el joven conquistador gobierna Egipto. Guerra de movimientos, batallas, luchas contras las insurrecciones, negociaciones con las autoridades militares, civiles y religiosas, estas primeras campañas son los años de aprendizaje donde Napoleón elabora su sistema de guerra así como su futuro sistema de gobierno.

03. NAPOLEÓN, GENERAL DE DIVISIÓN

En 1796, Napoleón es nombrado general de división*. Al año siguiente, manda el Ejército de Italia**, compuesto entonces de 6 divisiones (45.000 hombres) y parte para enfrentarse a las tropas del Imperio de Austria y el Reino de Cerdeña. En el curso de la primera campaña de Italia (1796-1797), aplica, con inteligencia, los principios tácticos y estratégicos que ha aprendido en sus estudios durante su formación. Su ejército logar victoria tras victoria, en Mondovi, Lodi, Castiglione, Bassano, Arcola y Rivoli.

* En este periodo una división esta compuesta de soldados de infantería (combatientes a pie), jinetes y artilleros. Si le conviene, puede desplazarse y combatir sin la ayuda de otros.

** Este ejército de la República Francesa se denomina «de Italia» porque combate en Italia, un territorio que está en gran parte bajo la influencia de Austria.

Bonaparte en el puente de Arcola
Antoine-Jean Gros (1771-1835)
1796
Salenstein, Napoleonmuseum Thurgau
Castillo y parque de Arenenberg

La victoria de Arcola (15-17 noviembre 1796) debe mucho a la inventiva táctica, a la tenacidad y el carisma del general Bonaparte, pero también al apoyo de los oficiales superiores –como los futuros mariscales Augereau, Lannes y Masséna– los cuales no temieron exponerse en ningún momento. Si Bonaparte cargó bien a la cabeza del 2º batallón de la 51ª semi-brigada, del que llevaba la bandera, el hecho fue poco determinante. Así fue como él posó, entrando en la leyenda como hombre de acción más que como estratega.

«Bonaparte y Augereau hacen derribar a golpe de cañón una puerta en Verona.» – Charles Meynier (1768 – 1832). Inicio del s. XIX. Paris, museo del Louvre – Departamento de artes gráficas.

En el centro, el general Bonaparte, comandante en jefe del Ejército de Italia, monta un caballo blanco. Él da sus órdenes directamente a los artilleros mientras, detrás de él, un oficial exhorta a los soldados de infantería. La composición representa con gran detalle los materiales y las acciones de la artillería. Aunque promovido general, Bonaparte está atento a todo lo relacionado con su arma de origen, a menudo liderando el fuego en combate.

El paso del puente de Lodi, 10 de mayo de 1796 (1797)- Louis Albert Ghislain Bacler d’Albe (1761-1827)
Vincennes, Servicio histórico de la Defensa. Cuartel de la Guerra

Sobre el puente de Lodi, la infantería francesa progresa “en columna”. Esta formación ofensiva agrupa varias unidades de infantería o de caballería. Los soldados se disponen en un gran número de filas sucesivas, todas de poca longitud. Este tipo de formación se utiliza principalmente para el “choque”, es decir para hundir las defensas del adversario con arma blanca (bayoneta para los soldados o sable para los jinetes).

Batalle de Marengo, 14 de junio de 1800

Jean Rodolphe Gautier (1764-1820). Hacia 1800

París, museo del ejército

El ejército francés está dispuesto aquí “en línea”, formación de combate que agrupa unidades de infantería o de caballería. Los soldados ocupan un frente extendido, pero con poca profundidad, tres o cuatro filas son suficientes. Esta formación se utiliza principalmente para el “fuego”. Teniendo en cuenta el tiempo necesario para recargar los fusiles, este modo de combate requiere de un entrenamiento especial para repeler al adversario bajo un fuego incesante.

Los tiradores – Benjamin Zix (1772-1811). Hacia 1791-1795 – Museos de Estrasburgo – Gabinete de estampas y de dibujos

Para el combate “con tiradores” (tiralleurs), se despliegan delante del frente en pequeños grupos que acosan al adversario con su fuego. Se trata de retardar la progresión del enemigo o de desorganizarlo, apuntando principalmente a los oficiales, que dan las órdenes, y los músicos que las transmiten.

01. Sable habiendo pertenecido a Mourad Bey 
Fin de siglo XVIII
París, museo del Ejército

Mourad Bey (1750-1801) es un jefe mameluco que dirige Egipto al lado de Ibrahim Bey. Se opone al ejército de Bonaparte en la batalla de Las Pirámides, donde es vencido. Obligado a huir hacia el Alto Egipto, prosigue durante un tiempo la lucha contra los franceses, antes de unirse a ellos

02. Diwan militar – plato de un servicio llamado “cabaret egipcio”
Jacques François Swebach (1769 – 1823),
Tomado de Dominique Vivant Denon (1747 – 1826)
Manufactura imperial de Sèvres, 1811
Sèvres y Limoges, Ciudad de la cerámica

Durante la ocupación francesa, cada provincia egipcia es gobernada por un general, que se apoya en una asamblea de notables (o diwan) compuesto de ulemas que ejercen las funciones religiosas, judiciales y educativas y que colaboran con el ejército francés.

03. Batalla de Sediman (7 de octubre de 1798)

Joseph Joël Dejuine Dejuine

(1771-1842)

Hacia 1800

París, biblioteca del Instituto

El autor de este libro de Souvenirs de la campagne d’Égypte ilustra aquí la victoria del general Desaix sobre los mamelucos de Mourad Bey. Los soldados franceses formando un cuadro, constituido por tres filas para ahogar al enemigo con un fuego continuo: el primero, con la rodilla en tierra, los otros dos, de pie. Contra los jinetes, esta fortificación humana, reforzada por los cañones emplazados en los ángulos, como hizo Bonaparte en las Pirámides, resulta formidable.

NAPOLEÓN EN ACCIÓN

Napoleón hace del ejército francés una herramienta militar sin equivalente. Entre 1805 y 1809, en Ulm, Austerlitz, Jena, Friedland, Wagram, supera a sus adversarios por su práctica innovadora de la guerra. Su método deja el mínimo lugar al azar. Todos los elementos que a tener en cuenta en la preparación de una campaña o la conducción de una batalla son cuidadosamente tenidos en cuenta.

Una campaña tipo se desarrolla en cuatro fases: 

FASE POLÍTICA: El emperador fija los objetivos políticos y militares que sirven a sus proyectos. Prepara a su ejército estudiando informes y mapas. 

FASE ESTRATÉGICA: Toma el mando de sus tropas. Para ejecutar las acciones adaptadas a sus objetivos y a los movimientos del enemigo. Hace marchar rápidamente a sus soldados sobre largas distancias. 

FASE ESTRATÉGICA: Toma el mando de sus tropas. Para ejecutar las acciones adaptadas a sus objetivos y a los movimientos del enemigo. Hace marchar rápidamente a sus soldados sobre largas distancias.

FASE TÁCTICA: Combina las maniobras y los combates para provocar una batalla que modifique la relación de fuerzas a su favor. 

FASE DIPLOMÁTICA: Volviendo al plano político, fuerza al vencido a aceptar las condiciones de paz.

01. Uniforme de gala del general conde Bertrand (1773-1844)
Hacia 1807-1815

02. Sable de lujo de oficial
1804-1815

Brillante oficial de ingenieros, Henri Gatien Bertrand permanece con Napoleón después de la primera campaña de Italia, y se distingue en Egipto.

Nombrado edecán del emperador en 1805, se le encomiendan misiones de confianza. General de división en 1807, participa en numerosas campañas, principalmente en Austria (1809), donde coordina la vital construcción de puentes sobre el Danubio. En 1813, reemplaza a Duroc en sus funciones –civiles- de gran mariscal de Palacio, y toma parte en las últimas batallas del Imperio. En 1815, acompaña a Napoleón en su exilio en Santa Elena. Está enterrado en los Inválidos, cerca de la tumba de Napoleón.

01. Frac de campaña habiendo pertenecido al general Drouot.

(1774-1847)

02. Sable de oficial superior

Hacia 1799-1804.

Formado en la escuela de artillería de Châlons-en-Champagne, Antoine Drouot (1774-1847) participó en las batallas de Hondschoote y de Fleurus como teniente de artillería. Bajo el Imperio, combate en España y se distingue en Wagram donde manda la famosa “batería de los cien cañones”. Nombrado comandante de artillería de la Guardia Imperial, participa entonces en las campañas de Rusia, de Alemania y de Francia. Fiel a Napoleón, le acompaña a la isla de Elba, y retomando el servicio durante los Cien Días.

01. Vestido de pequeña gala del mariscal Lannes, duque de Montebello (1769-1809)
Hacia 1804-1809

02. Sable del mariscal Lannes

Próximo a Napoleón, Jean Lannes participa en las campañas de Austria (1805), de Prusia (1806), de Polonia (1807) y de España (1809). Napoleón sabe cómo contar con él. En Friedland enfrentó durante varias horas a un ejército ruso cinco veces más numeroso, antes de que el resto del ejército francés volviera a reunirse con él, y ganó la batalla. Lannes muere por una bala de cañón en la Batalla de Essling del 21 al 22 de mayo de 1809.

Mapa habiendo pertenecido al príncipe Eugenio (1813)

Este mapa lleno de alfileres pertenecía al hijastro de Napoleón, Eugenio de Beauharnais. Los alfileres, de diferentes formas y colores señalan el emplazamiento de las tropas aliadas o enemigas sobre los mapas. En Souvenirs d’un vieux soldat belge de la garde impériale, el coronel Scheltens describe a Napoleón trabajando: «Un gran mapa estaba desplegado sobre el parquet […] De rodillas sobre este mapa, Napoleón plantaba alfileres españoles con cabeza de cera de dos colores diferentes

Cofre para el estudio del movimiento de los ejércitos austriacos (1805) – Martin Guillaume Biennais (1764-1843) – París, museo del Ejército

Esta caja contiene miniaturas de cartón simulando las tropas austriacas. Estos marcadores indican el emplazamiento de las tropas enemigas sobre los diferentes teatros de operación. El Emperador precisa que estas miniaturas “serán distribuidas de tal manera que, de una mirada, se pueda reconocer, con la ayuda de mapas dibujados, los movimientos de todas las tropas austriacas”. Napoleón, cuyos espías están observando las posiciones enemigas, puede así poner al día constantemente sus planes de campaña y definir las maniobras de sus propias fuerzas. El fabricante nombrado por el Emperador, Martin Guillaume Biennais, fabricó dos cofres, uno para Napoleón, y el otro para su mayor general. Este habría pertenecido al mariscal Berthier. Sin embargo, este sistema no parece haberse usado después de 1805.


Fuentes:

1) – Textos de los paneles explicativos de la exposición «Napoléon estratège» – Musée de l’Armée. Invalides

Imágenes:

a) Fotografías del autor.